El viejo Almacén. BsAs

Surplus Approach

“Es necesario volver a la economía política de los Fisiócratas, Smith, Ricardo y Marx. Y uno debe proceder en dos direcciones: i) purgar la teoría de todas las dificultades e incongruencias que los economistas clásicos (y Marx) no fueron capaces de superar, y, ii) seguir y desarrollar la relevante y verdadera teoría económica como se vino desarrollando desde “Petty, Cantillón, los Fisiócratas, Smith, Ricardo, Marx”. Este natural y consistente flujo de ideas ha sido repentinamente interrumpido y enterrado debajo de todo, invadido, sumergido y arrasado con la fuerza de una ola marina de economía marginal. Debe ser rescatada."
Luigi Pasinetti


ISSN 1853-0419

Entrada destacada

Nuevo libro traducido: Economía Política de Massimo Pivetti

    Massimo PIVETTI ISBN (Edición impresa) 978-987-782-051-5 225 Págs-15x22cm En esta oportunidad nos complace presentar en el marco...

14 may 2022

Presentación en la Feria del libro de Economía Política de Massimo Pivetti.

En el stand de la Universidad en la Feria del libro realizamos la presentación  del libro  Economía Política de Massimo Pivetti, de UNM editora,  explicando un poco su contenido y del porqué tenerlo en un curso alternativo de macroeconomía.

 


 

 Primero comenzamos con el comentario del Profesor Matías Vernengo sobre el libro:




También Massimo Pivetti a quien estamos enormente agradecidos por la gestión nos escribió para la ocasión unas palabras:


"Estoy muy contento con la publicación en Argentina de mi "Economía Política". Espero sinceramente que ayude a sus alumnos a analizar críticamente los fenómenos económicos. Hoy, más que desde la crítica a la teoría ortodoxa, es desde la mala experiencia concreta del capitalismo que el rechazo al liberalismo se desarrolla y se extiende por todo el mundo. Este rechazo, como ya ocurrió en la década de 1930, está involucrando ahora también los principales esquemas de razonamiento que en las últimas décadas han seguido dando sustento teórico e ideológico al liberalismo. Considero que actualmente el desarrollo de formas alternativas de razonamiento en economía política debe ante todo servir de base, en los diversos contextos geopolíticos, para la concepción de caminos de política económica progresistas, encaminados al pleno empleo y al fortalecimiento del poder de negociación de los trabajadores. Pienso que sin una visión clara y articulada de un camino alternativo de política económica, cualquier movimiento de oposición política al liberalismo, aunque sea numéricamente importante, actuaría esencialmente desarmado". Massimo Pivetti

 

Para mayor referencia del libro ver : ACA


 


19 abr 2022

Seminario Interdisciplinario sobre Desarrollo Minero

 Posteo la actividad organizada por la Unju y el Colegio de Abogados y Procuradores de Jujuy, donde estaré hablando sobre aspectos macroeconómicos, restriccion externa y actividad minera.

 


 


21 feb 2022

Mala Teoría Económica y Ambiente: la idea del “decrecimiento” solo agrava los problemas

Posteo un artículo mío sobre el vínculo de productividad y ambiente publicado en el número 38 de  la revista Movimiento, discutiendo una concepción enraizada erróneamente en el grueso del movimiento ambientalista.


“Cuando se agotan todos los argumentos y cuasi-argumentos, los pensadores mágicos pasan al reino de la retórica. El pensamiento ahora se reemplaza por el uso de frases: las vidas ‘prósperas’, ‘florecientes’ y ‘autocumplidas’ son posibles y están a la vuelta de la esquina. Todo el mundo puede ser más feliz con mucho menos. Podemos cultivar nuestros propios jardines. Si unes todas las palabras deseables, ‘no explotación’, ‘salario digno’, ‘negocios éticos’, ‘autosuficiencia’, ‘precio justo’, de alguna manera se tomará la vida en nuestras manos y los campos elíseos se abrirán en frente a nosotros. Por todos y por siempre” 

 (Branco Milanovic, 2021).

Desde los '90 se ha venido desarrollando a partir de la llamada identidad de Kaya (1990) la posibilidad de entender al vínculo de la contaminación del ambiente por emisión de gases de efecto invernadero (GEI) como una conjunción de factores que podríamos subdividir en dos: dos factores corresponden al análisis de la economía política, y otros dos al desarrollo y los avances técnicos de diversas ciencias naturales. Los resultados de esta configuración se plasman en la idea de que es posible ir “desacoplando” en términos absolutos y relativos la producción económica de la emisión de GEI o el uso de insumos basados en recursos naturales.[1] Como se puede ver en el Gráfico 1:

 Gráfico 1. Fuente: UNEP, 2011.

Partiendo de la definición de la identidad, ésta se construye tautológicamente con el agregado de variables en el numerador y denominador –cuyo resultado es el elemento neutro multiplicativo– para conformar cuatro factores:

Emisión de GEI = Población (1) x PIB per cápita (2) x Intensidad Energía (3) x Intensidad Carbono (4)

O: Emisión de GEI = Población x PIB per cápita x Energía/PIB x Emisión de Energía

En efecto, (1) y (2) son incumbencia de disciplinas sociales o la economía política, como lo es el crecimiento poblacional y el crecimiento del producto per cápita. Mientras que (3) y (4), por sus características –el uso de energía sobre el nivel de producto y la emisión de GEI sobre el uso de energía– se vinculan con los avances tecnológicos que se vienen realizando y que, en perspectiva, hagan que en unas décadas más probablemente toda esta discusión sea una antigualla (Rotaeche, 2017). En el mundo los datos (Gráfico 2) muestran que existe desacople relativo entre un menor uso de insumos materiales, emisión de GEI y el crecimiento de la población y el producto per cápita.

Gráfico 2. Fuente: ourworldindata.org.

La discusión derivó hacia la búsqueda de un desacople persistente en el tiempo y geografíca de carácter absoluto que aún no se ha logrado (Gutman et al, 2017). Por esto, un gran número de especialistas son escépticos del desacople técnico, al que califican de mito (Jackson, 2009: 67-89). Otros argumentan sobre un “efecto rebote”, por el cual cualquier avance en productividad quedaría eliminado en pos del ambiente, debido a un mayor consumo automático (Sorrell, 2009). Sin embargo, las políticas fiscales y las regulaciones del Estado pueden ser muy eficaces para eliminar este problema.

Los análisis de descomposición son usados para poder establecer el impacto y las consecuencias de un sistema complejo –con fuertes interrelaciones entre los factores– en los intentos de lograr una forma mejor y sostenible de disminuir los valores de estos factores. En oposición a cierto consenso respecto a que se puede disminuir las variables sociales, argumentaremos que –al revés– solo los factores técnicos son posibles de hacerse a través de mayores inversiones en tecnología.

¿Por qué la postura subyacente de muchos pseudo ambientalistas de “decrecimiento” es un error lindante con el “pensamiento mágico”? Un decálogo aggiornado de aspectos supuestamente beneficiosos para ambiente y economía se exponen en Hickel (2020) sobre el “decrecimiento”. Sin embargo, este es antagónico con los hechos estilizados de la economía mundial, por la cual el crecimiento económico es el que mejora la productividad de la economía, y por lo tanto su eficiencia en el uso ahorrador de tierras, bosques y humedales (ver Kaldor-Verdoorn, en gráficos 3 y 4). 

Población y Producto Bruto per cápita

Es importante dimensionar lo difícil que es intentar reducir los dos primeros factores de la identidad, es decir: reducir crecimiento poblacional o el crecimiento del PIB per cápita, si bien una gran proporción de la población percibe –realimentada por ONGs y medios– que sería sensato hacerlo. Se entiende por la evolución de la población que hacia fin de este siglo se va a estabilizar en alrededor de 11.000 millones de personas, aunque este número está siendo revisado a la baja (Darrell Bricker, 2019). Pero más allá de los números, el “control poblacional” es una postura más cercana a la ciencia ficción de los '50 que de viabilidad política real.

 Gráfico 3 Fuente: CEFID-AR N°10

Otro tanto ocurre con las ideas de reducir el PIB per cápita: no solo hay gran diferencia con los países subdesarrollados que –al tener mayorías de población viviendo en la pobreza– no pueden no crecer más, sino que es inaceptable la sola idea de congelar las distribuciones de ingresos globales de hoy para que entre el 10% y el 15% de la población mundial continúe viviendo por debajo de la línea de pobreza absoluta, y la mitad de la población mundial por debajo de 7 dólares por día (PPA). En cambio, sí se propone igualar ingresos medios mundiales hacia una distribución diferente, en la que todos los que están por encima de 16 dólares por día sean forzados a reducirlos hacia ese valor, y mientras que se permita seguir subiéndolos a quienes estén por debajo de ese valor. Esto representaría una reducción del ingreso del 86% de la población occidental: sería realmente imposible políticamente evitar enormes catástrofes económicas y sociales. Tal como dice Milanovic (2021), sería un “suicidio político” para aquellos gobiernos que lo intenten.

Además, el “decrecimiento” como solución se enfrenta a inconsistencias lógicas y empíricas –ya conocidas en la economía política– que lo vuelven imposible, como lo explica la conocida relación empírica denominada “Ley de Kaldor-Verdoorn”.

 

 


Gráfico 4  Fuente: Naked Keynesianism

 

Reducción de factores tecnológicos

Una trayectoria económica que parta de la actualidad y llegue a una “economía verde” sin decrecimiento de población y producto per cápita sufrirá también probables escollos técnicos:

  • la necesidad de un mucho mayor –¡y no menor!– crecimiento del producto y por lo tanto de inversión para reemplazar los bienes de capital emisores de CO2 por bienes de capital “verdes”;
  • con la mayor escala surgen también nuevos cuellos de botella: ese camino no es lineal en punto a contaminar menos, en tanto se debe ver con una visión global de I-O a todos los cambios técnicos de producción y de consumo;
  • se producirán nuevas técnicas de acceso a insumos, que no necesariamente terminan contaminando menos –insumo-producto–; lo que es seguro es que se necesitará mucha más minería y extracción de recursos naturales.

Sin embargo, también la experiencia mundial muestra que son los factores técnicos los que deben reducirse, y no los sociales y económicos. Enumeremos tres resultados que fueron resueltos vía técnica: en las décadas 70-90, reducción de lluvia ácida –azufre y nitrógeno emitido–; en los 80, reversión del agujero de ozono evidenciado en el Protocolo de Montreal de 1987; y la disminución de plomo en naftas de 1920-2020. Tres resultados que fueron solucionados por avances técnicos como objetivos. 

¿Cuáles son las perspectivas futuras de reducción de los factores de menor uso de energía y menor emisión de GEI?

Al día de hoy se desarrollan innumerables avances técnicos referidos a la captura de CO2, desde globos aerostáticos hasta pinturas, o respecto a la emisión GEI del ganado con alimentos especiales, o nuevos motores en la industria. Por otra parte, existen muchos vectores energéticos en proceso de estudio y aplicación más limpios, y que también revisten el uso del gas como transición. Tanto la hidroelectricidad como la energía nuclear de fisión son consideradas de menor emisión de GEI y no son intermitentes. No obstante, lo que más reviste esperanzas en la próxima década es la fusión nuclear, en relación con la cual en varias partes del mundo se están haciendo avances importantes. En particular, se espera el proyecto ITER que permitirá a partir del hidrógeno generar una cantidad de energía sin emisiones ni radiación, que podrá dejar toda esta discusión como una rémora del pasado. Sin pecar de optimistas, sino al revés: el catastrofismo del colapso mundial ambiental vende mucho, pero es difícil que un sistema complejo se derrumbe por un solo tema.

 

Bibliografía

Darrell Bricker, JI (2019): Empty Planet. The Shock of Global Population Decline. Robinson, PenguinRandomHouse LLC.

Gutman V y A Gutman (2017): Emisiones energéticas e Identidad de KAYA: Nota metodológica. Documento de Trabajo 5, Buenos Aires, Fundación Torcuato Di Tella.

Jackson T (2009): Prosperity without growth. Economics for a Finite Planet. Earthscan Dunstan House.

Kaya Y (1990): “Impact of Carbon Dioxide Emission Control on GNP Growth: Interpretation of Proposed Scenarios”. IPCC Energy and Industry Subgroup, Response Strategies Working Group, Paris

Milanovic B (2021): Degrowth: solving the impasse by magical thinking. En https://brankomilanovic.substack.com.

Rotaeche (2017): Cambios tecnológicos: algunas notas. Documento de Trabajo 8. Buenos Aires, Fundación Torcuato Di Tella.

Vadéna T et al (2020): “Decoupling for ecological sustainability: A categorisation and review of research literatura”. Environmental Science and Policy Environmental Science & Policy, 112, October.

 

Alejandro Fiorito es profesor de Política Económica (UNM).

.

[1] Se puede dividir entre un desacople relativo, donde el crecimiento económico es mayor que el de uso de recursos o el impacto ambiental; y el desacople absoluto, donde existe crecimiento económico y simultáneamente un decrecimiento de uso de recursos o el impacto ambiental. Se pueden considerar también grados de duración, ritmo, alcance geográfico e importancia económica de desacople (Vadéna et al, 2020).

 

 

Original: Revista Movimiento

15 ene 2022

"Para evitar la llamada 'fuga de capitales' es preferible tener 'bicicleta' financiera en pesos y no en dólares"

Entrevista a Alejandro Fiorito

 

Por Enrique de la Calle

AGENCIA PACO URONDO dialogó con el economista de la universidad de Moreno Alejandro Fiorito sobre restricción externa y la obsesión argentina con el dólar. "No es un problema “cultural”, como suele decirse, tiene lógica, que proviene de un cálculo muy básico. ¿En qué activo me conviene ahorrar?", describió. Por eso, propone diferenciales de tasas de interés nominales positivas. "Hay que pagar una tasa de interés que cubra la tasa que paga el mundo. Pero también cubrir el riesgo cambiario, el riesgo de una devaluación. Un tipo que tiene dólares y lo pone en un activo en pesos, si se devalúa la moneda, pierde plata. Eso no puede ocurrir", resaltó. Además, aseguró que no hay arreglo virtuoso posible con el FMI y que posiblemente "se arregle algo que no se pueda cumplir en el tiempo". 

APU: Usted propone pensar la restricción externa (la falta de dólares) en relación a la llamada “fuga de divisas”, porque sin resolver la segunda no tiene sentido avanzar con la primera. ¿Es así?

AF: Sí. La discusión tiene varias facetas. Hoy se discute mucho con el ambientalismo en torno a la importancia de aumentar exportaciones. Pero hay que entender que en simultáneo hay que solucionar el problema, llamémoslo así, financiero, de formación de activos externos (FAE). Que no es un problema “cultural”, como suele decirse, tiene lógica, que proviene de un cálculo muy básico. ¿En qué activo me conviene ahorrar? Se puede decir que siempre pasó así en la Argentina, y en realidad no fue siempre, uno puede poner una fecha, 1975, donde todavía se compraban casas en pesos. Empezó a suceder que a los particulares les convenía más el activo dólar que otro. El problema es que Argentina no puede comprar dólares en un banco.

APU: Cuando uno habla de “formación de activos externos” suele pensar en “fuga de capitales”, es decir, recursos que salen del país (por ejemplo, en sociedades offshore). Entiendo que usted no lo entiende así. ¿Qué incluye la formación de activos externos?

AF: Hay un error en llamar “fuga de capitales” a la FAE que, en tal caso, políticamente puede cerrar para tener un tono de acusación. Si hay “fuga” es porque tendría que haber estado adentro y se fue. En realidad, la formación de activos externos es cuando una empresa, o una persona física, en principio, puede decidir en qué moneda, en qué activo, sea un plazo fijo, la compra de un bono, coloca lo que no va invertir. Una empresa que tiene un capital líquido que no va a invertir, tiene que decidir dónde lo va a dejar. Entonces observa y decide: ¿Dónde lo dejo, acá, con qué tasas de interés, o compro bonos, o en un fondo de inversión, o en Uruguay? No hay ningún delito ahí. Decide donde le conviene más. Y esa conveniencia tiene que ver con la situación del diferencial de tasa de interés nominal, no el real. Porque un inversor puede no vivir en Argentina, no le importa la inflación en Argentina, no va a comprar nada en Argentina. Entonces, lo que va a fijarse es cuánto le rinde un activo medido en dólares que tiene que poner en algún lado. Lo que ha pasado en Argentina es que esas tasas diferenciales nominales fueron negativas. Lo que vuelve lógica la existencia de una formación de activos externos. Por supuesto, que la existencia de controles cuantitativos como el “cepo” hace que este mecanismo no funcione tan bien.

ver nota aca

 


13 dic 2021

Nuevo libro traducido: Economía Política de Massimo Pivetti

 


 

Massimo PIVETTI

ISBN (Edición impresa) 978-987-782-051-5

225 Págs-15x22cm

En esta oportunidad nos complace presentar en el marco de la Colección Biblioteca de Economía, una nueva publicación en consonancia con los objetivos institucionales de difusión de conocimientos científicos. Específicamente, se trata de un trabajo realizado desde una perspectiva teórica que cumple con varios de los requisitos de calidad y provee a nuestros propósitos de difundir producciones que aporten al necesario debate para la revisión y renovación en el ámbito de la economía política.


El profesor Massimo Pivetti, de la Universidad de Roma “La Sapienza” y otras universidades italianas, es un notorio representante de lo que puede denominarse la moderna economía política clásica, la cual reconoce como hito de actualización y reimpulso a las contribuciones de Piero Sraffa (1898-1983) en Cambridge y a los desarrollos de sus continuadores, entre quienes se destaca Pierángelo Garegnani (1930-2011), profesor de la Universidad Roma III.

 

Prólogo a la edición argentina

 
El libro Economía Política que se ha elegido para continuar la serie de textos de autores clásicos-keynesianos de la UNM es el de un prestigioso profesor y economista italiano. El libro del profesor Massimo Pivetti reúne los méritos de completar la temática que se da en los cursos de macroeconomía desde un nivel formal básico -en tanto solo tiene gráficos y muy pocas ecuaciones a modo de lenguaje preciso- pero, al mismo tiempo, posee una profundidad conceptual que lo hace apto para ser utilizado en materias avanzadas de macro­ economía de grado y para la reflexión teórica en cursos de posgrado.

 
Los cinco capítulos van tomando, cada uno, una corriente teórica diferente, comenzando con la visión macro del marginal ismo, mostrando los problemas en general ocultados u olvidados en la analístim mas difundida. La posibilidad de equilibrios múltiples e inestables, se muestran con suma sencillez con el recurso de gráficos.

 
En el capitulo dos se muestran los argumentos de Keynes de primera mano y mostrando sus vínculos conceptuales con una visión del principio de la demanda efectiva a corto y largo plazo, de tal forma que al autor lo libra de presentar un capitulo explícito para la teoría de la distribución clásica, que claramente bajo ese esquema teórico, la demanda efectiva conforma un cierre casi obligado para la determi­nación de las cantidades y la producción fuera del core clásico.

 
En el capitulo tres, se enfoca la visión presente en todos los manuales de macroeconomía de la “síntesis neoclásica”, fruto de un trabajo critico de Hicks (1937) “Mr. Keynes y los clásicos” del cual este autor se arrepintió años mas tarde en Hicks, J. ; “La crisis de la economía Keynesiana”, Labor, (1976). Pivetti se explaya con sencillez y profun­didad también para explicar las relaciones conceptuales de la vuelta del neoclasicismo para cambiar las causalidades del principio de la demanda efectiva a otro esquema simultaneo, donde la “frugalidad” y la productividad del capital vuelven a ser causas de la inversión privada.

 
En el capitulo cuatro se aborda la contrarrevolución antikeynesiana de la “Nueva Macroeconomía Clásica” (N M C), pasando por los cambios fundamentales en la concepción de capital, las expectativas racionales y el giro anti política monetaria del equilibrio perma­nente. La política monetaria profundizando a Friedman con expec­tativas racionales, no solo debería no estorbar, sino que ya no haría falta.Y la política fiscal estará atada con los modelos intertemporales y temporarios donde la “equivalencia ricardiana” domina el esce­nario, claro esta no sin demasiados problemas y supuestos difíciles digerir que se explican claramente en el texto.

 
En el capitulo cinco se analiza la corrección realizada por lo que es el mainstream actual de la visión “imperfeccionista” a cargo de la visión neo keynesiana. Se parte de la existencia necesaria de “rigideces” (que no son otra cosa finalmente que la resistencia salarial y la puja distri­butiva) lo que les permite salir de la inútil teoría en base a los mode­los marginalistas como la de ciclo real de negocios, donde todo esta en equilibrio liderado por la oferta y sin necesidad de hacer políticas desde el Estado. Los neokeynesianos abren el juego vía “rigideces” a las políticas monetarias, pero no a las fiscales, donde siguen a pie juntillas la visión marginalista alia Barro. De allí derivan el análisis del comportamiento de la curva de Phillips y los remedios para el problema del desempleo. La teoría de los “salarios de eficiencia” y “salarios de reserva” son analizados por el autor, mostrando su explí­cito vinculo del conflicto de clases, el que es olvidado en la visión neo keynesiana, como es olvidado paradójicamente el propio Keynes.

 
En resumen, un libro escrito por un académico notable como el profesor Massimo Pivetti, que es sencillo de leer para el interesado en conocer Economía Política y macroeconomía. Su eje implícito en cada capítulo reside en la discusión conceptual y teórica entre dos teorías de la distribución existentes: la del excedente clásico y la marginalista en sus diferentes versiones. Esa característica del libro lo hace un candidato a reemplazar tanto manual de macroecono­mía que de tanto repetirse terminan no explicando los conceptos teóricos y la causalidad entre variables, que es el punto teórico a ser enseñado en economía.

 
Moreno, abril de 2021
Alejandro FIORITO 1

 

 Indice del libro:

Capítulo primero

Teoría neoclásica y el equilibrio de pleno empleo.                                                                 

1. La ley de Say, la economía política clásica y la teoría neoclásica                                            

2. Maximización de la utilidad y la función de oferta de trabajo.                                           

3. Maximización del beneficio y función de la demanda de trabajo.                           

4. El principio de sustitución 

5. Escasez relativa de trabajo y salario de equilibrio como salario de plena ocupación                    

6. Pago "en dinero" de los ingresos y sus implicaciones para la determinación de salarios y del producto de equilibrio

7. Determinación de la tasa de interés de equilibrio y la interacción entre el mercado de trabajo y el mercado del producto                                                                             

8. Sobre el vínculo entre la teoría de la distribución y la teoría de la ocupación en la visión neoclásica                                   

9. La ley de Say y la elasticidad-interés de la función de inversión: sus supuestos teóricos y evidencia empírica               

10. Nivel de precios y ajuste automático de la demanda de dinero a su oferta según la "teoría cuantitativa".                    

11. El análisis monetario de Wicksell y el ajuste (no automático) de la tasa de interés monetaria a la tasa de interés real o "natural".                                                               

12. Exogeneidad "versus" endogeneidad y neutralidad "versus" no neutralidad del dinero       

Nota bibliográfica                                                                                                                                                        

Capítulo segundo

La "revolución" keynesiana.

La independencia de las inversiones de los ahorros y el principio de la demanda efectiva       

l. Funciones de demanda y de oferta agregadas y equilibrio de plena ocupación                           

2. La noción keynesiana de "demanda efectiva" y el equilibrio de subocupación                           

3. Reversión de la relación entre ahorro e inversión y "ortodoxia financiera"                           

4. Causas y efectos de una alta propensión a ahorrar de la comunidad 

5. El multiplicador de inversión 

6. El principio de aceleración y los efectos positivos de los consumos en las inversiones.      

7. Interacción entre multiplicador y acelerador: un ejemplo numérico 

8. Concepción keynesiana de la relación entre ahorro e inversión y la teoría del interés.               

9. La tasa de interés como "fenómeno monetario" 

10. Tasa de interés, "tasa de eficiencia marginal del capital" y función de demanda de inversión

11. Sobre las causas del equilibrio de subocupación y los límites del análisis keynesiano          

12. La medición en "unidad salario" de las magnitudes objeto del análisis 

13. Los efectos de los cambios en los salarios monetarios a la luz del principio de demanda efectiva                                     

14. "Efecto Keynes" y "Efecto Pigou" 

15. Principio de demanda efectiva e implicaciones de la política económica                                      

Nota bibliográfica                                                                                                                                                        

Capítulo tercero

La "síntesis neoclásica", o la absorción de las críticas de Keynes 

1. La teoría de Keynes vista como teoría de la depresión                                                  

2. El equilibrio real y la relación inversa entre tasa de interés e ingreso                     

3. El equilibrio monetario y la relación directa entre la tasa de interés y el ingreso                          

4. La determinación simultánea del saldo real y el equilibrio monetario y el pleno empleo como situación normal de la economía          

5. La "trampa de liquidez" 

6. La frugalidad y la productividad del capital reasumen el papel del primeros actores                  

7. El fenómeno del "desplazamiento" 

8. El gasto militar y el "desplazamiento" de las inversiones privadas: el caso de la economía estadounidense                                                                                                                                    

9. Síntesis neoclásica y «Efecto Pigou»         

10. Sobre la relación entre el nivel general de precios y el ingreso basada en la síntesis neoclásica  

Nota bibliográfica                                                                                                                                                         

Capítulo Cuarto

La restauración teórica de finales de siglo

El monetarismo y la "nueva macroeconomía clásica"                                                                

1. Una "nueva" ortodoxia y sus denominaciones 

2. La noción de "tasa de desocupación natural" 

3. Equilibrio del mercado laboral, oferta agregada y demanda agregada 

4. La importancia atribuida al "efecto riqueza" en la explicación de la función de demanda agregada                                    

5. La función de demanda agregada como determinante del nivel de los precios                            

6. Ahorro e inversión 

7. Función de oferta agregada y curva de Phillips 

8. Una interpretación alternativa de la curva de Phillips y la política de ingresos                  

9. Interpretaciones modernas de la curva de Philips y sus implicaciones 

10. La hipótesis de las "expectativas racionales" 

11. Políticas para gestionar la demanda agregada versus políticas que afectan la oferta de mano de obra y el ahorro    

12. Sobre los efectos expansivos a largo plazo de las reducciones del gasto público                       

13. El aumento de la tasa de ahorro de la economía como objetivo primario de la política económica                                   

14. La "nueva macroeconomía clásica" y el proyecto de unificación monetaria europea 

15. La pérdida de la soberanía monetaria y la soberanía fiscal en el caso italiano 

Nota bibliográfica                                                                                                                                                         

Capítulo Quinto

 “Nueva economía keynesiana " y las instituciones del mercado laboral                     

1. Los temas en el centro del análisis: el desempleo y sus remedios 

2. La "tasa natural de desempleo " como la tasa efectiva de desempleo 

3. Desempleo "natural", desempleo de equilibrio y desempleo involuntario                                    

4. Políticas de precios corporativos y equilibrio macroeconómico 

5. La aversión de las empresas al riesgo                                                                        

6. Comportamiento empresarial e inestabilidad económica: una primera evaluación                    

7. Rigidez a la baja de los salarios reales y el desempleo involuntario 

8. Teorías de los "salarios de eficiencia" 

9. "Salarios de eficiencia" y teoría neoclásica del salario                                                              

10. El problema del peso insuficiente del desempleo en la determinación de los salarios y las soluciones propuestas   

11. La "rigidez" del mercado laboral como causa de desempleo a la luz de la experiencia y del principio de demanda efectiva 

12. Protección legal de los trabajadores (la "rigidez" del mercado laboral) y políticas de pleno empleo: una conexión muy estrecha 

Nota bibliográfica

Para comprar el libro:

http://www.unmeditora.unm.edu.ar/index.php/colecciones/biblioteca-de-economia/292-economia-politica