El Viejo Almacen -Bs.As.

Surplus Approach

“Es necesario volver a la economía política de los Fisiócratas, Smith, Ricardo y Marx. Y uno debe proceder en dos direcciones: i) purgar la teoría de todas las dificultades e incongruencias que los economistas clásicos (y Marx) no fueron capaces de superar, y, ii) seguir y desarrollar la relevante y verdadera teoría económica como se vino desarrollando desde “Petty, Cantillón, los Fisiócratas, Smith, Ricardo, Marx”. Este natural y consistente flujo de ideas ha sido repentinamente interrumpido y enterrado debajo de todo, invadido, sumergido y arrasado con la fuerza de una ola marina de economía marginal. Debe ser rescatada."
Luigi Pasinetti


ISSN 1853-0419

Entrada destacada

A 80 años de la "Teoría General" de Keynes ¿El ahorro se puede "canalizar" hacia la inversión?

 por Alejandro Fiorito* Hace unos dias el presidente del BCRA , Adolfo  Sturzenegger afirmó: “ Sustituimos consumo por ahorro”.  ...

11 ene. 2012

El "pacto fiscal" no ha solucionado la crisis del Euro

 Por Arestis y Sawyer


En un post del (19 de diciembre de 2011) se argumenta que el reciente "pacto fiscal" acordado por la Unión Europea (UE) / Unión Monetaria Europea (UEM) en su reunión de diciembre 2011 8th/9th no se pudo entregar. Ahora que han surgido más detalles, está claro que la situación es aún mucho peor que lo que parecía ser en primera instancia. Ahora está claro que ni los gobiernos de los países de la UEM ni el Banco Central Europeo (BCE) se han comprometido a hacer lo suficiente y mucho menos de manera satisfactoria. El BCE no está preparado para realizar la función propia de cualquier banco central, a saber, la función del "prestamista de última instancia". Los gobiernos la UEM no han avanzado en la idea de los 'eurobonos', según la cual los miembros de la UEM comparten la carga de las economías con problemas de deuda.
Los mercados se habían estado comportando de una manera alentadora en el período previo a la cumbre del 8th/9th diciembre, los rendimientos de los bonos a largo plazo italiano y español cayeron - dos países grandes de la zona euro, los cuales habían alcanzado niveles no vistos desde la formación del euro. Desde entonces, los rendimientos de los bonos aumentaron inicialmente y volvieron a caer después de la intervención del BCE el 21 de diciembre de 2011, por el que € 489,2 mil millones fueron inyectados en el sistema bancario de la zona euro en forma de préstamos bancarios. Esto se llevó a cabo a través de la Operación de Financiación a Plazo Largo (LTRO), uno de los mecanismos del BCE. Hubo más de 523 bancos participantes, animados por los políticos de la región, que tomaron en préstamo € 489,2 mil millones en tres años, lo que equivale al 5 por ciento del PIB de la zona euro, en realidad un monto mucho más grande de lo esperado. Es la mayor cantidad presentada en una operación del BCE hasta el momento.
Sin embargo, esta cantidad no es tan grande como podría parecer ya que el BCE cambió de fondos a corto plazo, de hecho, la cantidad de "fresca" liquidez sólo fue de unos 190 millones de euros. El euro y las acciones también subieron como consecuencia de ello. Se esperaba que el exceso de liquidez mencionado fuera utilizado para financiar la compra de deuda pública de mayor rendimiento de la zona euro periférica, contribuyendo así a aliviar su crisis de la deuda. Tal optimismo, sin embargo, ¡nunca se materializó!
El entusiasmo inicial de los mercados de pronto se desvaneció - los rendimientos de los bonos de la deuda pública italiana y española subieron y las acciones, así como el euro se retiraron (tan pronto como el BCE intervino como se sugirió anteriormente). Esto no es sorprendente, tales medidas sólo ayudan a hacer frente a la escasez de liquidez en el sector bancario de la zona euro, pero no a conceder nuevos préstamos al sector privado ya que los bancos se deshicieron de activos en un intento de cumplir las nuevas normas de de capital que se espera que comenzarán a regir en junio de 2012.

También está el problema más grave que el pobre desempeño económico de la mayoría de los países de la zona euro no permitiría materializar la demanda necesaria de crédito por parte de las empresas y los consumidores. La experiencia relevante del periodo que va desde agosto de 2007 es muy reveladora a este respecto, sugiere que los bancos esperan acaparar el dinero en efectivo, especialmente en vista de las necesidades inminentes de refinanciación en el primer trimestre de 2012 y también las expectativas sombrías para el año 2012 y después.
De hecho, los bancos de la zona del euro habían depositado € 452 mil millones con el BCE el martes 27 de diciembre de 2011 (Financial Times, 28 de diciembre de 2011), la semana después de la operación LTRO. Sin embargo, se espera que los países en los que las dificultades económicas surgieron de su sector bancario, como España e Irlanda, obtengan alguna ayuda de esta operación.
Curiosamente, el miércoles 28 de diciembre 2011, 9 mil millones de euros fueron vendidos en bonos italianos a seis meses al 3,25 por ciento, por debajo del registro de la zona euro del 6,5 por ciento alcanzado en noviembre de 2011. Sólo para volver a su nivel original en el mismo día una vez que se conoció que el depósito del banco € 452 mil millones- con el BCE. El 29 de diciembre, la demanda general de los bonos italianos a diez años fue baja con la venta de € 7000 millones de euros en vez  del objetivo de 8.500 millones. Como resultado, el interés exigido por los inversionistas de estos bonos fue por arriba del nivel crítico del 7 por ciento, que es visto como insostenible por los mercados, después de la subasta. Pero una vez más, el BCE no está preparado para actuar como "prestamista de última instancia", por lo que no interviene en los mercados de deuda pública. Esto sería un acto ilegal de acuerdo con el presidente del BCE (véase, por ejemplo, The Economist, 17 de diciembre de 2011).
La promesa de 200 millones de euros del FMI a los países miembros de la UEM para hacer frente a la crisis, claramente no es suficiente, pero se tiene la esperanza que otros países fuera de la zona del euro los sigan. Además, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (ESM) acelera su entrada tan pronto como sea ratificado por el 90 por ciento de los Estados miembros con compromisos de capital en el mismo. El objetivo para el ESM es entrar en funcionamiento en junio de 2012, antes de lo previsto, (enero de 2013). El aumento, además de los € 500 mil millones ya previstos para el ESM, será examinado en marzo de 2012. Es ampliamente reconocido que las cantidades que acabamos de referirnos, no serían suficientes para cubrir las necesidades de endeudamiento de Italia y España, si fuese necesario en el futuro cercano.

Es evidente que el “pacto fiscal", como se demostró el 19 de diciembre en la entrada del blog anterior y en el actual, no es alentador en absoluto. Bajo las actuales circunstancias económicas, son las políticas económicas para promover el crecimiento las que son vitales. El ´pacto fiscal' no contiene nada de las políticas económicas necesarias.

Original: Triple Crisis