El Viejo Almacen -Bs.As.

Surplus Approach

“Es necesario volver a la economía política de los Fisiócratas, Smith, Ricardo y Marx. Y uno debe proceder en dos direcciones: i) purgar la teoría de todas las dificultades e incongruencias que los economistas clásicos (y Marx) no fueron capaces de superar, y, ii) seguir y desarrollar la relevante y verdadera teoría económica como se vino desarrollando desde “Petty, Cantillón, los Fisiócratas, Smith, Ricardo, Marx”. Este natural y consistente flujo de ideas ha sido repentinamente interrumpido y enterrado debajo de todo, invadido, sumergido y arrasado con la fuerza de una ola marina de economía marginal. Debe ser rescatada."
Luigi Pasinetti


ISSN 1853-0419

Entrada destacada

A 80 años de la "Teoría General" de Keynes ¿El ahorro se puede "canalizar" hacia la inversión?

 por Alejandro Fiorito* Hace unos dias el presidente del BCRA , Adolfo  Sturzenegger afirmó: “ Sustituimos consumo por ahorro”.  ...

10 ago. 2016

Abba Lerner: La economía del volante


Abba Lerner1

Traducción: Fabián Amico.


Nuestro sistema económico es frecuentemente humillado al ser expuesto ante la visita de un visitante imaginario de un planeta extraño. Es el momento de invertir el procedimiento. En su lugar, imagínese a sí mismo en una aventura interplanetaria tipo Buck Rogers2, mirando una carretera de una ciudad del futuro. La carretera es amplia y recta, y sus bordes están aumentados de tal manera que es casi imposible que un coche se salga del camino. Lo que parece ser un coche fuera de control está acelerando a lo largo de la carretera y virando hacia un lado. En la medida en que se aproxima al flanco ascendente de la carretera, sus ruedas delanteras giran de modo que regresa a la carretera y se va en ángulo, aunque para el otro lado, donde las ruedas giran de nuevo. Esto ocurre muchas veces; el coche va en zigzag, pero se mantiene en la carretera, hasta que se pierde de vista. Usted se está preguntando cuánto tiempo tomará para que el auto choque, cuando aparece otro auto que se comporta de la misma manera. Cuando se acerca hacia usted, se detiene con una sacudida. Se abre una puerta y un ocupante pregunta si le gustaría subir. Usted mira dentro del auto y antes de que pueda controlarse a sí mismo grita: "No tiene volante!". "Por supuesto que no tenemos volante!" dice uno de los ocupantes un poco de mal humor. "Basta con pensar cómo sería de tensionante ir en el asiento delantero. Es peor que la anticuada y peligrosa palanca de cambio de velocidades. Suponga que tuviéramos un volante y alguien se aferra a él cuando alcanzamos un borde! Eso evitaría el giro mecanizado automático de la rueda, y el coche seguramente volcaría!. Y además, nosotros creemos en la democracia y no podemos a dar a nadie la autoridad extrema sobre la vida y la muerte de todos los ocupantes del automóvil. Eso sería una dictadura. Abajo la dictadura", dicen a coro los otros ocupantes del auto.

"Si usted está preocupado acerca de la forma en que el coche va de lado a lado", continúa el primer orador, "olvídese de él ! Tenemos frenos maravillosos que evitan los choques nueve de cada diez veces. En nuestros caminos, la ruta es tan efectiva que uno puede viajar cientos de millas sin salirse de la pista una sola vez. Tenemos un sistema muy eficiente para llevar a los sobrevivientes de accidentes a hospitales cercanos y para barrer rápidamente los restos de la carretera para depositarlos en campos cercanos como recordatorio para el hombre de la inevitabilidad de la muerte".

Usted mira alrededor las pilas de los restos de accidentados y automóviles incendiados mientras el hombre continúa: "Impresionante, ¿no? Pero las cosas van a mejorar. Ve esos hombres fotografiando las huellas del auto que nos precedió? Ellos van a tomar esas fotos para ser analizadas en sus laboratorios y también tomarán fotos de nuestras rutas para analizar las características cíclicas de las curvas, su grado de regularidad, la distancia media de un giro a otro, la amplitud de las oscilaciones, y así sucesivamente.
Cuando hayan llegado a un acuerdo sobre su verdadera naturaleza podremos saber si se puede hacer algo al respecto. En la actualidad ellos están discutiendo si este movimiento cíclico se debe al tipo de superficie de la carretera o a su forma, o si es debido a la longitud del auto o al tipo de caucho de los neumáticos o al clima. Algunos de ellos piensan que será imposible evitar los ciclos a menos que regresemos al carro y al caballo, pero no podemos hacer eso porque creemos en el Progreso. OK, quiere un paseo? ".

El dilema entre salvar su pellejo y seguirle la corriente a los lunáticos se resuelve despertando de la pesadilla, y usted se siente contento de que los habitantes de su propio planeta sean un poco más razonables. Pero ¿son tan razonable sobre otras cosas como lo son sobre la conveniencia de que los automóviles tengan volante? ¿Es que no se comportan exactamente igual que los hombres de la pesadilla cuando se trata de conducir su sistema económico? ¿Acaso no están permitiendo que su automóvil económico rebote desde la depresión hasta la inflación en amplios y descontrolados giros? A través de sus fallos para alejarse del desempleo y evitar las fábricas inactivas no son tan culpables de los perjuicios y de la inseguridad públicas como los locos conductores de Marte?

1 Fragmento de Abba Lerner, Economics of Employment, New York: McGraw-Hill, 1951, p.3-4.

 2 Buck Rogers fue un personaje de ciencia ficción creado en 1928 por Philip Francis Nowlan que inspiró novelas, historietas, series de TV y varias películas en el cine.