El Viejo Almacen -Bs.As.

Surplus Approach

“Es necesario volver a la economía política de los Fisiócratas, Smith, Ricardo y Marx. Y uno debe proceder en dos direcciones: i) purgar la teoría de todas las dificultades e incongruencias que los economistas clásicos (y Marx) no fueron capaces de superar, y, ii) seguir y desarrollar la relevante y verdadera teoría económica como se vino desarrollando desde “Petty, Cantillón, los Fisiócratas, Smith, Ricardo, Marx”. Este natural y consistente flujo de ideas ha sido repentinamente interrumpido y enterrado debajo de todo, invadido, sumergido y arrasado con la fuerza de una ola marina de economía marginal. Debe ser rescatada."
Luigi Pasinetti


ISSN 1853-0419

29 de nov. de 2011

The Euro imbalances and Financial Deregulation: A Post Keynesian Interpretation of the European Debt Crisis





por Esteban Pérez-Caldentey and Matías Vernengo*



Conventional wisdom suggests that the  European debt crisis, which has led to severe adjustment programs sponsored by the  European Union (EU) and the International Monetary Fund (IMF) in Greece and Ireland so far, was caused by fiscal profligacy on the part of peripheral or non-core countries and a welfare state model, and that the role of the common currency, the  Euro, was at best minimal.
This paper tries to show that contrary to conventional wisdom, the crisis in Europe is the result of an imbalance between core and non-core countries inherent to the Euro economic model. Underpinned by a process of monetary unification and financial deregulation core-countries in the Euro Zone  pursued export led growth policies or more specifically ‘beggar-thy-neighbor policies’ at the expense of mounting disequilibria and debt accumulation in the non-core countries or periphery.  
This imbalance became unsustainable and this surfaced in the course of the Global Crisis (2007-2008). It furthermore sustains that  avoiding cumulative imbalances requires incorporating  J.M. Keynes’ Clearing Union generalized banking principle  as a central element  of a monetary integration  arrangement such as the Euro Zone.




La sabiduría convencional sugiere que la crisis de la deuda europea, que ha llevado a severos programas de ajuste patrocinados por la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) en Grecia e Irlanda, hasta ahora, fue causado por el despilfarro fiscal por parte de los países periféricos o no core y un modelo de Estado de bienestar , y que el papel de la moneda común, el euro, fue a lo sumo mínima.
Este trabajo trata de mostrar, contrariamente a la sabiduría convencional, que la crisis en Europa es el resultado de un desequilibrio entre el centro y los países periféricos inherentes al modelo económico del Euro. Respaldado por un proceso de unificación monetaria y de desregulación financiera los países del centro de la Zona Euro buscaron un crecimiento impulsado por las políticas de exportaciones  o, más específicamente "políticas de empobrecer al vecino " a expensas de los desequilibrios y la acumulación de deuda de los países no centrales periferia. 
Este desequilibrio se hizo insostenible y esto surgió en el curso de la crisis mundial (2007-2008). Además, se sostiene que  para evitar la acumulación de desequilibrios se  requiere la incorporación del principio de una  Union Compensadora generalizada de la Banca de Keynes como un elemento central de un acuerdo de integración monetaria como la de la Zona Euro.


*-Economic Affairs Officer at ECLAC (Santiago, Chile) and Associate Professor of Economics (University of Utah)


Complete paper  ACA

28 de nov. de 2011

Es necesario un Plan Marshall


Por Alejandro Fiorito *

Con cinco millones de desocupados, España logra un nuevo record al llegar a una tasa de desocupación de 21,5 por ciento en el tercer trimestre del año, mientras que profundiza los incentivos a emigrar. El año pasado superaban el millar por mes en la búsqueda laboral en Argentina, como destino principal. El pensamiento económico prekeynesiano actual asume determinaciones teóricas que confunden moneda doméstica y divisa, lo fiscal y la cuenta corriente, economía doméstica con macroeconomía, se suponen inflaciones tautológicas por demanda y crecimientos por expectativas positivas derivadas de un ajuste fiscal que devendría –nadie dice cómo– en expansión del PIB, y otras causalidades.
En primer lugar, tanto en España como en la Zona Euro no se vive una crisis de origen fiscal (el balance se mantuvo acotado hasta la crisis de 2007) sino financiero. Países con balanzas fiscales superavitarias, entraron en déficit luego de la crisis financiera. España pasó de un 2 a -10 por ciento en el 2010. Por lo que el “remedio” de una mayor disciplina fiscal no va a aliviar su déficit, el cual es endógeno al nivel de actividad. El centro obtuvo para sí ventajas competitivas con menores costos salariales generando superávit comerciales en detrimento de la periferia europea. España llegó a tener la mitad del déficit comercial sólo con Alemania y, euro mediante, no puede ser corregido con devaluaciones.
La periferia intentó su “catch up” creciendo más rápido y por lo tanto perdiendo competitividad frente al centro con mayor inflación. La burbuja inmobiliaria en España agregó una mayor dinámica que fue financiada por un mayor endeudamiento desde el centro: al respecto circulaba un chiste en España, donde un prestatario podía intentar pedir un crédito tan grande como para comprar al mismo banco prestamista.
En segundo lugar la rigidez que impone una moneda sin Estado emisor detrás, impide tener política monetaria propia para España y cómo devaluar para corregir costos laborales mayores, por ende ante ambos déficit sólo crecerá la relación deuda-PIB elevando el riesgo de su deuda. Dicha relación fue baja (36,1 por ciento) hasta la crisis en 2007 luego de la cual se disparó al 65 por ciento. El ajuste fiscal no puede estabilizarla dado que la deuda puede caer con el ajuste, pero también lo hace multiplicadamente el PIB. De tal suerte que tampoco maneja las tasas de interés, las que dependen de una decisión política del BCE. Bajo el euro, ¡España y otros periféricos pueden entrar en default aun con deudas nominadas en su propia moneda!
Los problemas del euro para los países periféricos tienen solución si el Banco Central Europeo compra su deuda nominada en euros, como prestamista de última instancia, y mantiene sus tasas de interés a la par con las de Alemania. Las trabas son políticas y no técnicas, pero la actitud de Alemania evidencia una falta de interés en ser artífice de una integración económica o “keynesianismo regional”, basado en exportaciones hacia fuera e importaciones desde dentro de la región.
Políticamente es necesario un Plan Marshall que compre toda la deuda de la periferia e integrarse en una sola unidad de pagos o bien salir de la unión monetaria para tener moneda doméstica. La alternativa será exportar gente en medio de una lenta y persistente agonía económica deflacionaria. Ya en los ‘90 economistas heterodoxos de fuste como Wynne Goodley,  Massimo Pivetti  y aca  y Goodhart explicaban por qué los objetivos del tratado de Maastrich –acuerdo constitutivo de la Zona Euro– fracasarían con la aceptación de la independencia de los bancos centrales y la total liberalización financiera, en el marco del impertinente concepto de Areas Monetarias Optimas. De sus críticas surge que lo último que debería hacerse en cualquier proceso de integración económica es la unificación monetaria (¡si es que no puede evitarse!).
Se observa en España que el contexto social y político condiciona a los economistas –aun los heterodoxos, que parecen confundir la UE con Eurozona–, “salir del euro y volver a la peseta es como volver al feudalismo” se oyó decir el año pasado un economista heterodoxo español. Y sin ningún canal lógico causal de cómo se espera crecer a partir de ajustes recesivos, las concepciones económicas convencionales españolas parecen ser materia de fe, paradójicamente el presidente electo Mariano Rajoy se permitió un dejo materialista cuando afirmó que en esta coyuntura de España “no va a haber milagros”. Y es de suponer que ¡nada mejor que un partido confesional para dirimir estas lides!
* Investigador y docente del Grupo Luján, UNLU y UBA.
Original: Pagina 12

26 de nov. de 2011

Diamand y la Sustitución de Importaciones 3


 por Silvio y Nahuel Guaita

De anteriores entradas donde se pone de relieve la falta de un programa de sustitucion de importaciones, no como un proceso de industrializacion por esa via , sino como programa que persistentemente intente aliviar la restriccion externa.  Su finalidad es  que sirva como proceso de avance técnico y de elevación de la productividad necesario para diversificar las exportaciones  dentro de un marco de demanda domestica que permita sostener altas tasas de crecimiento. aca


 Se muestra aqui con el método de componentes principales, que es erróneo corregir el crecimiento del coeficiente de importaciones con las inversiones en equipo durable, como se hizo aca.

* Un análisis más detallado permite concluir que es más razonable controlar por el consumo privado y no por el equipo durable de producción como se hizo en el post anterior.

*La estimación de una nueva ecuación que limpia por el efecto composición del consumo, tampoco permite concluir que se produjo una reversión en la tendencia de la elasticidad producto de las importaciones que refleje un esfuerzo sustitutivo significativo y contundente.

*Tampoco hay nueva evidencia que permitan sostener que la estructura productiva sufrió modificaciones importantes y persistentes.




*Mediante un análisis de componentes principales, puede explicarse la variabilidad total observada en la demanda total (oferta nacional o PBI más importaciones), para el período 1993:I – 1998:III y 2003:I – 2008:III, con una sola combinación lineal (PC1) compuesta por consumo privado (CO), construcción (CT), gasto público (G), equipo durable de producción (EDP) y exportaciones (X).

*Dentro de la nueva variable obtenida (PC1) el consumo privado es la variable que más pondera (0.86), seguido por el gasto público, la construcción y luego por el equipo durable de producción y las exportaciones. En otras palabras el PC1, de acuerdo a las ponderaciones obtenidas, podría reducirse a cinco variables, CO, CT, EDP, G y X, es decir en el PBI.

*Dentro de la variable PC1, el componente más importante según el método de componentes principales es el consumo privado y no la inversión en equipo durable de producción.

* La estructura productiva no sufrió alteraciones significativas ya que el peso de cada variable es el mismo en ambos períodos. Es decir ordenadas de mayor a menor, según la ponderación, se tiene: Consumo Privado, Gasto Público, Construcción, Inversión en Equipo durable de producción y exportaciones para ambos períodos bajo análisis.

para ver el análisis econometrico en detalle, aca

25 de nov. de 2011

For Pierangelo Garegnani

The present document contains the transcription of the speeches which have been read at the funeral ceremony for Pierangelo Garegnani on Wednesday, 19th October 2011, at the Cimitero Staglieno in Genova. According to the will of the family, Pierangelo Garegnani was remembered by Aldo Tortorella, the intellectual and former member of the Italian Parliament who was a close friend of Pierangelo since youth, and by Roberto Ciccone, among the most representative and closest pupils of his. The telegram sent by Giorgio Napolitano, President of the Italian Republic, to Pierangelo’s wife in honour of his memory was also read. Mention was given of some messages of condolences among many others which have reached the Centro Sraffa, and an extract from the message sent by Heinz Kurz was read. The ceremony ended with the reading of a short poem by a poet Pierangelo Garegnani particularly loved, Anna Achmatova, selected by Pierangelo’s wife.

to read the document

23 de nov. de 2011

Pierangelo Garegnani, el economista en contra de la corriente


* Fabio Petri - 30 de octubre 2011


El Sábado, 15 de octubre 2011 a la edad de 81 años falleció Pierangelo Garegnani, el economista teórico italiano más grande de los últimos cincuenta años, una figura de absoluta importancia internacional que como ningún otro ha ayudado a aclarar, continuar y ampliar el proyecto iniciado por Piero Sraffa para rehabilitar el punto de vista teórico clásico (o, como Garegnani también llamaba, enfoque del "excedente"). Este es el de la teoría del valor y la distribución del ingreso en su estructura básica compartida por los fisiócratas, Adam Smith, Ricardo y Marx, y que fue abandonada en el último cuarto del siglo XIX en favor de la creación " marginal "(también conocida como 'la oferta y la demanda", o neo-clásica, como hoy en día a menudo se define inapropiadamente), también por el aumento de la capacidad de este segundo enfoque de ofrecer argumentos en defensa del capitalismo de frente a las cada vez mayores protestas de los trabajadores.

De hecho, como han señalado muchos estudios de la historia del pensamiento económico, a poco después de la muerte de Ricardo (1823) se inició la búsqueda de teorías sobre el origen de los beneficios que podría proporcionar una justificación para oponerse a la tesis, proveniente del análisis de los mismos Adam Smith y Ricardo, que los beneficios se derivaban de la mayor capacidad de negociación de los capitalistas sobre los salarios de los trabajadores (que se puede exigir a los trabajadores a trabajar más que lo suficiente para producir su salario), y por lo tanto tienen un origen similar que los ingresos de los señores feudales, derivados del monopolio de la tierra que permitían imponer los servicios de trabajo servil: a partir de la cual la carga de la explotación de mano de obra como la verdadera fuente de beneficios. La peligrosidad para la configuración clásica de la estructura de clases de la época aparece así en un párrafo de Scrope 1831, quien se refirió a Ricardo y sus seguidores, escribió:
"Sin duda, la publicación de opiniones ... que incluso si fueran ciertas, porque trastornan los principios fundamentales de la simpatía y el interés común, que son los cimientos de la sociedad, que no podría ser muy perjudicial, constituye un crimen de [...]. En su teoría de la renta, se insistió en que los propietarios de la tierra sólo pueden prosperar a expensas de todos los demás, y en particular de los capitalistas, en su teoría de los beneficios han declarado que los capitalistas pueden mejorar su situación a costa de la numerosa clase de los trabajadores, en su teoría de los salarios, se afirmó que la situación de los trabajadores sólo se puede mejorar, privándola de la alegría de ser esposos y padres [...]. En cada uno de los argumentos que se han esforzado por demostrar que los intereses de cada clase en la sociedad están necesariamente en oposición perpetua a los de cualquier otra clase.
Con el auge del conflicto de clases abierto entre el capital y el trabajo asalariado a partir de 1830, crece la necesidad de rechazar este punto de vista, como escribió Marx, desaparecen los torneos brillantes de economistas de la época de Ricardo, y sólo queda lugar para "boxeadores a sueldo".

Pero en los años posteriores a 1870, con una generalización de la teoría de la renta diferencial, se llega a un marco analítico aparentemente justificable: se argumenta que no sólo la renta de la tierra es la renta diferencial, y en un sentido también lo son las ganancias de capital y los salarios de la mano de obra: cada una de estas tres fuentes de ingresos que se refleja el margen de la contribución para la producción de cada uno de los "factores de producción" de las respectivas unidades, la contribución llamada "productividad marginal", medida por el aumento de la producción debido a la adición de unidades , o, equivalentemente, cuanto de la producción podría disminuir si la unidad del 'factor' fue retirada de la producción, el empresario tendrá la conveniencia de aumentar el uso de cada "factor productivo" si el aumento de los ingresos derivados del incremento de la producción causada por una unidad más del "factor" es mayor que el aumento en el costo debido a tener que pagar factor adicional de esa unidad, y sólo se detendrá cuando el aumento de los ingresos (que disminuye gradualmente debido a que, apoya esta teoría, la productividad marginal de un factor disminuye gradualmente si el uso de los de los factores aumenta) y el aumento en el costo se vuelven iguales.
De ello se desprende que los trabajadores reciban su contribución en el margen de la producción, porque si un trabajador dejó de trabajar la producción disminuiría, y por un valor exactamente igual a su sueldo. Del mismo modo, el capitalista recibe ganancias por sus decisiones de renunciar a consumo, por lo que sus ahorros han permitido la creación de capital, y cada unidad de capital si fuera retirado de la producción se reduciría en una cantidad igual en valor a la tasa de ganancias, que por lo tanto refleja la contribución de los "sacrificios" del capitalista-ahorrador a la producción. Las rentas del trabajo y de los ingresos de capital terminan reflejando entre los dos, la contribución de los respectivos propietarios de los insumos de producción respectivamente, la aportación derivada del sacrificio de trabajo y abstenerse de comer, y se hace mucho más difícil argumentar que los beneficios son derivados de la explotación de una clase sobre otra.

En la determinación en base a la escasez relativa de factores de producción, la remuneración del trabajo, tierra y capital, el enfoque marginal también tuvo otra consecuencia, relevante respecto a las crecientes demandas y protestas de los trabajadores organizados. De acuerdo con la productividad marginal decreciente (y otros mecanismos de sustitución entre bienes y factores que no puedo poner aquí), que se deriva de las curvas de demanda de la disminución de las entradas de las tasas de remuneración respectivas. De ello se desprende que la demanda de mano de obra de las empresas es una función decreciente de los salarios, de modo que si los sindicatos extraen los aumentos salariales, con las demás circunstancias iguales, sólo puede conducir a una disminución en la demanda de trabajo, y por lo tanto a un aumento del desempleo. Esto se da lugar según la teoría "marginal" por la fricción o la rigidez que impiden que las fuerzas de la oferta y la demanda operen libremente, y la forma de eliminar el desempleo es que se acepte y verifique una disminución de los salarios.
Este enfoque teórico, que ha tenido un enorme impacto ideológico sigue subvalorado y ha influido mucho en la sociología, es aún más común en varias formas muy difundidas, y se encuentra detrás de las justificaciones teóricas de las políticas económicas adoptadas en los últimos treinta años en los países desarrollados, que han favorecido la redistribución enorme de ingresos en detrimento de los trabajadores. En cambio, los resultados analíticos obtenidos por Garegnani en la tesis doctoral terminada en 1958 en Cambridge lo llevó a la conclusión, en contra de la corriente, de que este enfoque "marginal" es analíticamente incorrecto, sobre la base de una discusión del capital indefendible, y que en lugar de la configuración clásica y de Marx había sido abandonado antes de tiempo, debido a sus fallas en la teoría del valor y la tasa de ganancia, defectos relacionados con la adopción de la teoría del valor trabajo, que se pueden corregir sin distorsionar el marco teórico general. Llegaron a estas conclusiones (que convergieron con las de Piero Sraffa en la “Producción de Mercancías por medio de Mercancías”, pero en 1958 Garegnani no conocía aún), que desde entonces ha apoyado con argumentos rigurosos de análisis, entonces, es el enfoque clásico es una visión que un economista serio, científicamente motivado, debería preferir, sin temor a las implicaciones políticas que pueden surgir: Si se confirma que existe la injusticia y la ineficiencia del sistema capitalista, tenemos que tratar de reducirlos y corregirlos, en lugar de tratar de encubrirlos.

La superioridad científica del enfoque clásico fue confirmada a Garegnani en los resultados de Sraffa en “Producción de Mercancías”, en particular, Garegnani ha integrado sus anteriores críticas del ajuste marginal/neoclásico, en su versión tradicional, con las críticas adicionales sobre la base de la posibilidad de "retorno de técnicas "destacado por Sraffa, y ha aplicado estas críticas de la teoría de la inversión con el resultado de una crítica a la ley de Say y una importante defensa de la contribución de Keynes, más recientemente, han contribuido a la configuración de la crítica neoclásica destacando los defectos enormes de sus versiones recientes en términos de equilibrio temporal e intertemporal. Estas contribuciones son las críticas que lo han hecho internacionalmente famoso, pero quizá aún más importante en el largo plazo llegará a ser su contribución a la reconstrucción de la teoría económica, estas incluyen la clarificación de importantes escritos de Marx y configuración clásica, confundido por décadas, incluso por la mayoría de los marxistas, y las contribuciones (que han allanado el camino para una línea de investigación muy activa), que ha demostrado que puede complementar la teoría clásica del valor y en términos de distribución del ingreso, con la del principio keynesiano de la demanda efectiva (es decir, el papel de la demanda agregada en la determinación del empleo y la producción) para la explicación del crecimiento económico. El rigor y la profundidad de sus argumentos han sido reconocidos internacionalmente y lo han hecho universalmente considerado como líder del enfoque a veces llamado "sraffiano", pero que es más correcto llamar, como se ha dicho, clásico-keynesiano.
A la espera de los análisis más recientes y más detallados de su trabajo, me permito citar mi entrada “Pierangelo Garegnani” in P. Arestis, M. Sawyer, A Biographical Dictionary of Dissenting Economists (Edward Elgar, I ed. 1992, II ed. 2000) Para un ejemplo conciso de sus contribuciones hasta 1992. De sus contribuciones más tarde, en particular, sugerimos a los lectores a leer ensayos más largos, que son muy esclarecedores, y que Garegnani continuó el trabajo de aclarar las diferencias entre el enfoque clásico y neoclásico, refutando conceptos erróneos de Blaug y Samuelson (respectivamente, en History of Political Economy, 2002, y en European Journal of the History of Economic Thought, 2007).
Una parte sustancial de su energía en los últimos quince años ha sido absorbido por el intento de una crítica ulterior a las versiones contemporáneas del enfoque marginal / neoclásico, lo que condujo a ensayos complejos muy recientes aún en debate. Otras energías se fueron en la reorganización de los manuscritos de Sraffa (que a su muerte en 1983 lo había elegido como su albaceas literario), y el inicio de un examen colectivo importante de estos trabajos deberán ser publicados en breve en una selección. Por último, quiero recordar que a pesar de la inmensa cantidad de trabajos de investigación, encontró tiempo para ayudar a más jóvenes a orientarse en la teoría económica, y somos  muchos que estamos enormemente agradecidos por esto, varios de sus alumnos trabajan para llevar a cabo las actividades de la Fundación del Centro Sraffa que Garegnani ha creado como un punto de referencia para aquellos interesados en contribuir al desarrollo del enfoque clásico keynesiana.

Por razones de espacio me limitaré a dos breves indicaciones de los elementos centrales de la perspectiva no neoclásica sobre el funcionamiento de las economías de mercado, lo que ayudó a desarrollar Garegnani y que más pueden ser de interés para los lectores de esta revista. En primer lugar, mostró una gran flexibilidad de producción que se adapta a la demanda, y por lo tanto, también a nivel agregado, también puede aumentar en gran medida si la demanda agregada aumenta, por lo general, será perfectamente posible aumentar bien la inversión como el consumo, y que no es cierto que hay que reducir el consumo para acelerar el crecimiento económico, ni que los salarios deben disminuir para aumentar el empleo y la producción, debido a la flexibilidad de la producción y en particular de las industrias que producen bienes de capital destinados a aumentar la producción, al mismo tiempo la producción de bienes de capital necesarios para emplear a más trabajadores al mismo salario o un sueldo más alto (esta es otra manera de demostrar la insostenibilidad de la curva neoclásica de la disminución de la demanda de mano de obra). Por el contrario, si la demanda agregada cae se produce una pérdida de potencial de producción y acumulación, a diferencia del desempleo no es muy visible debido a que es un no llegar a ser de una producción posible, pero durante períodos prolongados puede dar lugar a enormes diferencias en el grado de desarrollo de una "economía y su capacidad para proporcionar puestos de trabajo para todos. Sus discipulos están mostrar de tal manera que esta perspectiva sea reconocida como correcta por los responsables políticos y conducir a políticas más eficaces contra el desempleo y para resolver el problema de la deuda pública italiana.

El segundo elemento que puede ser de interés para los lectores de esta revista es el desarrollo por parte de Garegnani de la tesis de Mikhail Kalecki de que la ocupación, dependiendo de la demanda agregada depende en gran medida de decisiones políticas, que bien pueden estar a favor de un aumento del desempleo, para "mantener su lugar de trabajadores asalariados. En un artículo publicado en el Manifiesto de la revista (N º 48, marzo de 2004), escrito con T. Caballeros y M. Lucii, Garegnani se aplica este punto de vista de una crítica a la posición (Bowles y otros marxistas) que explica la alta tasa de crecimiento de la producción y los salarios en las economías avanzadas en los años 1946-1972 como resultado de una convergencia de intereses entre capitalistas (interés una alta demanda agregada, lo que permite el uso de las instalaciones) y los trabajadores. El artículo argumenta que esta tasa más alta de crecimiento y la creación simultánea del estado de bienestar ha sido un episodio excepcional en la historia del capitalismo, de mala gana otorgados por las clases dirigentes, temerosos de la fuerza de los trabajadores y de los atractivos del comunismo en ellos; la posterior desaceleración en el crecimiento económico es visto como un caso típico de desempleo deliberadamente recreado con el fin de debilitar a la clase obrera y llevar el capitalismo a una situación para la clase dominante más "saludable".

Con Garegnani desaparece una de las mentes más agudas en la economía actual y menos conformista. Con la energía y el coraje que ha dedicado al desarrollo de los -argumentos contracorriente y las implicaciones políticas que sin duda hizo, dificultó el tener mucho apoyo. Sin embargo, el rigor y la profundidad de sus argumentos se impone en una aceptación cada vez mayor, y un gran respeto de sus adversarios científicos.

Garegnani siguió trabajando duro hasta lo último, y dejando trabajos sin terminar o no publicados (por ejemplo, una, en colaboración con el mismo, algunos desarrollos recientes sobre Marx y la economía marxista), y probablemente otros se encuentran entre sus notas. Es de esperar que estos trabajos sean publicados tan pronto como sea posible, reeditados y traducidas sus obras se han vuelto difíciles de encontrar o no están disponibles en inglés.

*Professore ordinario nell’università di Siena

22 de nov. de 2011

Eladio Febrero: Crisis en la Zona del Euro. Una alternativa analítica al Victimismo Alemán de Hans Werner Sinn

Del Lunes 7 al viernes 11 de noviembre se realizó en México, organizado por en la Facultad de Economía-UNAM, en la Universidad Autónoma Metropolitana- UAM-Xochimilco y El Colegio de México, el Congreso Internacional: Crisis de la Teoría Económica y Políticas Alternativas ante la Crisis Global con la participación de Mássimo Pivetti (Italia), Alejandro Fiorito (Argentina), Gary Mongiovi (EEUU), Heinz Kurz (Austria), Aldo Barba (Italia), Amit Bahduri (India), Franklin Serrano (Brasil) y Eladio Febrero (España). Toda la actividad fue coordinada por el Profesor Alfonso Vadillo Bello.


Presentaremos aqui la primera Conferencia del Profesor Eladio Febrero y su abstract. 

Departamento de Análisis Económico y Finanzas
Facultad de Ciencias Sociales
Universidad de Castilla-La Mancha





2do

3ro

4to

5to





Abstract
La Zona Euro (ZE) está en crisis como consecuencia de la acumulación de desequilibrios previos. Sinn sostiene que, en última instancia, la responsabilidad de la crisis recae en el elevado consumo de los países de la periferia sudoccidental, financiado con los ahorros procedentes de los países centro. Desde 2008, el Banco Central Europeo (BCE) ha proporcionado a la periferia la liquidez que el mercado interbancario le ha negado. En consecuencia, para Sinn, el BCE ha retrasado la adopción de medidas correctoras en la periferia. Más aun, esta liquidez del BCE en realidad es una transferencia forzosa de capital desde Alemania a la periferia, y ha supuesto un rescate financiero a su sistema bancario. En este trabajo, me propongo elaborar una revisión crítica de los argumentos de Sinn.


21 de nov. de 2011

China: La locomotora


Por Juan Matías De Lucchi *

El acelerado y sostenido crecimiento de China ha modificado las condiciones estructurales de la economía mundial, pareciendo no ser un fenómeno transitorio. A diferencia de la proposición Prebisch-Singer, verificable en el pasado, a partir de la última década se ha observado un cambio en los términos de intercambio internacionales y en los parámetros de la competitividad global. Mientras que los precios de los commodities aumentaron significativamente, los costos de producción (y por ende, precios) de bienes industriales han disminuido. Si bien es cierto el alto componente especulativo en el boom de los commodities, no seria razonable minimizar el impacto de la demanda china sobre sus precios. No obstante, no caben dudas del impacto chino en el abaratamiento de los bienes industriales a nivel global.
Desde un abordaje clásico, el excedente está determinado por las condiciones técnicas de producción y los salarios de “subsistencia”. De tal forma, a pesar de los signos de “inmadurez” de la industria china (que refuerza su potencial), de sus salarios reales en aparente aumento y de su revaluación cambiaria nominal, la productividad industrial china es altísima. La investigación china está acelerando el desarrollo tecnológico y reduciendo la brecha de costos en bienes de “alto valor agregado”.
Este nuevo escenario internacional de aumento de los términos de intercambio sugiere un replanteo de las estrategias de industrialización en la periferia. Naturalmente, este cambio estructural relaja, en el corto plazo, los problemas estructurales de balanza de pagos en países de baja productividad industrial. Por ejemplo, en la comparación del balance comercial entre los quinquenios 1991-1995 y 2006-2010, la Argentina multiplicó sus exportaciones a China por 23,3 veces, y sus importaciones por solo 10,5 veces. Sin embargo, aun siendo un buen punto de partida, los costos industriales chinos que se imponen en el mundo plantean nuevos desafíos para el desarrollo periférico a fin de evitar una “primarización” de sus exportaciones.
El “viejo” estructuralismo latinoamericano estaba focalizado en el “catch-up” con países industriales maduros y de salarios “altos” (EE.UU. e Europa). Sin embargo, sería difícil hoy montar una estrategia de cara a una abierta competencia con el gigante asiático. La Argentina no debería renunciar al desarrollo industrial, pero debería ingeniárselas para complementar su industria (específica y localizada) al crecimiento asiático.
Bajo estas nuevas condiciones globales, exceptuando los sectores estratégicos del país que deben garantizarse aun socializando pérdidas, la promoción industrial argentina debería recaer sobre sectores con perspectivas reales de maduración para diversificar el perfil exportador (reducción de la brecha de costos). Asimismo, un ordenado proceso de sustitución de importaciones para reducir el coeficiente de importaciones contribuiría en el ahorro de divisas y en el pleno empleo. Combinando estos objetivos se podría lograr un crecimiento económico sostenido e inclusivo sin restricción externa y evitando los ciclos de “stop and go”.
La política cambiaria y monetaria es el punto de partida. Sostener un tipo de cambio real, competitivo, estable y múltiple con tasas de interés compatibles es posible. No obstante, la política económica no se puede detener allí. Es necesario un persistente gasto público en infraestructura, ciencia y tecnología y la consolidación de un mecanismo de financiamiento público de la inversión de largo plazo (Banco de Desarrollo).
A modo de reflexión final, China plantea la posibilidad de transformarse en una “locomotora” mundial de largo plazo. Una “locomotora” es aquella economía que determina la demanda efectiva mundial. Antes de la crisis internacional EE.UU. lo ha sido claramente, pues más allá de su incomparable tamaño la economía norteamericana es la única que puede financiar su déficit en cuenta corriente con endeudamiento “externo” ilimitado (sus títulos públicos tienen riesgo de default igual a cero por estar denominados en dólares, que por otro lado es la moneda de curso internacional).
China, aun careciendo de este privilegio, podría aumentar y diversificar considerablemente sus importaciones netas, incluso, eventualmente, a través de un crecimiento de su deuda publica. Sólo que, ¿tendría China el interés de “invitar” al mundo a crecer sin poseer el monopolio de la tasa de interés internacional? En su necesidad de acelerar el crecimiento del mercado interno tal vez esté la respuesta. Si es afirmativa, el desarrollo argentino la podrá aprovechar.

Original: Pagina 12
* Máster en Economía - Universidad Federal de Río de Janeiro. Investigador del Cefid-AR.

20 de nov. de 2011

Benjamin Hopenhayn sobre Raúl Prebisch

 Posteamos la intervención del  querido profesor  Benjamin Hopenhayn, recientemente fallecido- sobre  Raúl Prebisch en base a su experiencia personal con él, y en ocasión de la exposición de Esteban Perez Caldentey el 15 de diciembre de 2010  aca. (el final esta cortado unos segundos antes de su finalización, pero bien vale su difusión)
En aquella ocasión nos habló de la revalorizacion reciente de Prebisch, respecto a sus aportes tempranos, y tambien de sus aportes a la teoría del desarrollo, el crecimiento y la industrialización.












Franklin Serrano: The change in the trend of international “commodity” prices in the 2000s, viewed from a Sraffian standpoint

Del Lunes 7 al viernes 11 de noviembre se realizó en México, organizado por en la Facultad de Economía-UNAM, en la Universidad Autónoma Metropolitana- UAM-Xochimilco y El Colegio de México, el Congreso Internacional: Crisis de la Teoría Económica y Políticas Alternativas ante la Crisis Global con la participación de Mássimo Pivetti (Italia), Alejandro Fiorito (Argentina), Gary Mongiovi (EEUU), Heinz Kurz (Austria), Aldo Barba (Italia), Amit Bahduri (India), Franklin Serrano (Brasil) y Eladio Febrero (España). Toda la actividad fue coordinada por el Profesor Alfonso Vadillo Bello.


Presentaremos aqui la  Conferencia del Profesor Franklin Serrano  y su abstract. 



2da

3ra

4ta

5to

6to

Abstract

Besides being extremely volatile,  international “commodity” prices in general (agricultural and mineral) have increased a lot in the decade 2000-2010, both in  absolute , that is in U.S. dollars and in relative terms (whether we compare commodities with international  dollar prices of manufactured prices or in terms of the overall internal price indexes of most  countries.  
The purpose of these notes to provide a preliminary attempt to understand the broad underlying causes of this marked, and to a large extent surprising, change of   trend (a change which appears particularly drastic in comparison with the two previous decades of low and falling dollar and relative prices).
We shall argue that the modern classical surplus approach, revived by Sraffa and Garegnani since the early 1960s may provide a useful analytical framework in which to base this attempt.
As it is well know, the classical   notion of price of production revived by Sraffa focuses on the objective material elements in the “cost of production” of all produced goods , including the relatively standardized foods and raw materials which are traded in international markets that are nowadays known as “commodities”. Moreover, the   theory of prices of production   brings to the fore the intimate   and  necessary  connections between costs of production and  the distributive variables.
Given this, the reason why we consider this approach useful for the question at hand is quite easy to explain . We consider that most analyses   of the recent increase in commodity prices has focused almost exclusively on the side of demand whether of final users or for speculative purposes. There has been a relative neglect of the role of short term supply constraints and more importantly of more permanent cost of production considerations.  And there is if anything an   even greater neglect of the    connection between these changes in the cost of production and in the    distribution of income.
We should perhaps also  note that this   neglect of cost of production and income distribution aspects  stands  in sharp contrast not only with the sraffian classical surplus approach but also with the analyses of the pioneers of development economics such as Singer, Prebisch and Lewis, who focused on precisely these aspects when studying the long run trends of terms of trade. 

ver aca

19 de nov. de 2011

La Crisis de la Deuda Soberana

Profesor Aldo Barba
Dipartimento di Economia
Facoltà di Economia dell’Università di Napoli ‘Federico II’.
Facoltà di Giurisprudenza dell’Università di Roma ‘La Sapienza’.


Del Lunes 7 al viernes 11 de noviembre se realizó en México, organizado por en la Facultad de Economía-UNAM, en la Universidad Autónoma Metropolitana- UAM-Xochimilco y El Colegio de México, el Congreso Internacional: Crisis de la Teoría Económica y Políticas Alternativas ante la Crisis Global con la participación de Mássimo Pivetti (Italia), Alejandro Fiorito (Argentina), Gary Mongiovi (EEUU), Heinz Kurz (Austria), Aldo Barba (Italia), Amit Bahduri (India), Franklin Serrano (Brasil) y Eladio Febrero (España). Toda la actividad fue coordinada por el Profesor Alfonso Vadillo Bello.


Presentaremos aqui la  Conferencia del Profesor Aldo Barba  y su abstract. 





2do


3ro


4to


5to


6to


Answers 





1


2








Abstract
La tesis central  que voy a tratar de argumentar en mi informe es que es un error concebir la crisis de la deuda pública, de la que somos testigos hoy en el capitalismo más avanzado como la causa del debilitamiento de la soberanía nacional, más bien debe entenderse como una de sus manifestaciones más evidentes. Las razones para el debilitamiento de la voluntad de emisión soberana debera ser analizada  en relación con el régimen de plena liberalización de los movimientos de capital extranjero internacional de los últimos treinta años y la creciente influencia de las instituciones financieras privadas que administran el sistema. Voy a dedicar la primera parte de mi exposición para aclarar que, para un gobierno en el pleno ejercicio de la soberanía, monetaria y fiscal, la deuda pública sigue siendo sostenible, porque todos los factores determinantes de la deuda pública como porcentaje del PIB puede ser controlada por los responsables políticos. Pasaré luego a analizar cómo, con perfecta movilidad del capital, podemos determinar la dinámica insostenible de la deuda pública, ya que, por un lado, una pérdida de control de la deuda en relación con el producto, y, en segundo lugar, el establecimiento de una conexión entre los problemas de la deuda interna y externa. La comparación entre estas dos formas diferentes de la deuda se llevará a cabo al relacionarlo con la ubicación - central o periférica - que el país ocupa en el sistema monetario internacional. Los límites de las propuestas sugeridas para hacer frente a la crisis de la deuda se mostrarán de forma explícita por la reducción del déficit determinado por el régimen de la soberanía después de Bretton Woods.