El Viejo Almacen -Bs.As.

Surplus Approach

“Es necesario volver a la economía política de los Fisiócratas, Smith, Ricardo y Marx. Y uno debe proceder en dos direcciones: i) purgar la teoría de todas las dificultades e incongruencias que los economistas clásicos (y Marx) no fueron capaces de superar, y, ii) seguir y desarrollar la relevante y verdadera teoría económica como se vino desarrollando desde “Petty, Cantillón, los Fisiócratas, Smith, Ricardo, Marx”. Este natural y consistente flujo de ideas ha sido repentinamente interrumpido y enterrado debajo de todo, invadido, sumergido y arrasado con la fuerza de una ola marina de economía marginal. Debe ser rescatada."
Luigi Pasinetti


ISSN 1853-0419

Entrada destacada

A 80 años de la "Teoría General" de Keynes ¿El ahorro se puede "canalizar" hacia la inversión?

 por Alejandro Fiorito* Hace unos dias el presidente del BCRA , Adolfo  Sturzenegger afirmó: “ Sustituimos consumo por ahorro”.  ...

16 abr. 2010

Sobre el Impacto de los Shocks de Demanda en la Inflación



Por Franklin Serrano

A Joan Robinson (1982) le gustaba contar la historia que Kalecki una vez había definido la economía ortodoxa como “la ciencia de confundir stocks con flujos”. Al día de hoy en las discusiones sobre cómo combatir la inflación, parece que es más la confusión sobre los niveles, las tasas de incremento y la aceleración. Acá nos preocuparemos de una sola pregunta (para ampliar ver en español Serrano, 2006) (english): ¿Cuál es el impacto en los precios de un shock de demanda? ¿Incrementa el nivel de precios, causando una tasa positiva de inflación o acelera permanentemente la tasa de inflación?.

Posteriormente a Friedman y Phelps mucha gente piensa que usualmente un único shock de demanda agregado, que para nuestros propósitos definiremos como algo que genera una brecha de producto positivo (Yef-Y*>0), lleva a una permanente aceleración de la inflación, esto es, un paso incremental en la tasa de inflación.
Formalmente, siendo p la tasa incremental del nivel de precios corriente, y siendo u la razón del producto efectivo sobre el producto potencial (o empleo sobre la capacidad de empleo) y b un parámetro podemos tener:

p-p-1= b(u-1)

No es muy claro el por qué la gente piensa en esta vía, en tanto existe una arrasadora evidencia de que por lo menos en cada lugar en el mundo los coeficientes de persistencia de la inflación son menores que uno por lo menos desde la gran moderación de los tempranos 1980 en los países ricos y desde la mitad de 1990 en la mayor parte de la periferia.
Ahora si ellos agregan menos que uno (en Brasil el máximo estimado que he visto es 0.6) el impacto de un único shock de demanda no puede ser totalmente persistente. Entonces el impacto de un shock único de demanda es sobre el nivel de inflación y no sobre su aceleración.
Formalmente, sea a el coeficiente con un retardo de la inflación p-1 (por simplicidad asumimos un solo período sólo) . Tenemos entonces:

p = b(u-1)+ a p-1

que tenderá rápidamente a:

p = b(u-1)/(1- a)

lo cual significa que la inflación tenderá a cero tan rápido como el shock de demanda termine y la brecha de producto este cerrada.
¿Esto significa que entonces que este shock de demanda causa un efecto en el nivel de inflación más que en su aceleración, como en los días de la buena y vieja curva de Phillips?
Bueno, no realmente. Y si esto pasa, es otra cosa. Hay una gran cantidad de evidencia estadística que muestra que la tasa de utilización de la capacidad y la tasa de desempleo tienden a mostrar una reversión a la media (la primera más claro y rápido que la segunda).
Sin embargo y por el contrario, existe una gran cantidad de evidencia estadística de que los niveles de producto y empleo exhiben histéresis fuerte o plena, lo que significa que cualquiera sean las causas de sus ciclos es también lo que causa su tendencia o para ponerlos en palabras de alguien que conoció esto muchas décadas atrás: “De hecho, la tendencia de largo plazo es solamente un cambio lento de los componentes una cadena de situaciones de corto plazo: no tiene una existencia independiente”(Kalecki, 1968, sección I).
Ok, pero ¿entonces qué? La cosa es que esta abrumadora evidencia de fuerte histéresis muestra que cualquier incremento en el producto (o empleo) que es suficientemente persistente llevará con él un incremento endógeno en los niveles de producto potencial o capacidad (y empleo).

Si y cuando esto ocurre la brecha de producto se cierra a sí misma, no por un descenso en el crecimiento de la demanda agregada y sí por un incremento inducido en el crecimiento de la oferta agregada (como es explicado en los modelos de acelerador flexible que induce a la inversión como el "Supermultiplicador Sraffiano", Serrano, 1995)

Nótese que cada modelo econométrico singular que usa el ahora trendy (no pun implied) filtro estadístico para medir la brecha de producto exhibirá estos fuertes efectos de histéresis en el producto potencial.

Pero si tomamos estas dos partes de evidencia estadística juntas (puede verse en Braga, 2006), v.g. la persistencia parcial de la inflación y la fuerte histéresis del producto potencial, el impacto total de largo plazo de un shock de demanda permanente será primero un efecto temporario en el nivel de la tasa de inflación que no perdurará, aún si el crecimiento de la demanda no es cambiado , porque luego el nivel del producto potencial se pondrá al día con los mayores niveles de demanda y la brecha de producto se cerrará. Cuando esto sucede el gap cae y vuelve a cero y no existe más la inflación de demanda. Al final, el impacto permanente del shock de demanda será un incremento permanente en el nivel de precios. Nótese que es el único efecto de largo plazo de la demanda sobre la inflación aún para lugares donde es fácil encontrar un impacto significativo de la variable shock de demanda sobre la curva de Phillips, la cual no es, dicho al pasar, definitivamente el caso de Brasil (Serrano, 2008).

Referencias
Braga, J. “Raiz unitária, inércia y histerese: el debate sobre las mudanças de la NAIRU na economía americana nos años 1990”, IE-UFRJ, Ph.D. dissertation
Kalecki, M. “Trend and Cycle”, Economic Journal, 1968
Robinson, J. “Shedding darkness”, Cambridge. Journal of economics”,1982; 6: 295-296
Serrano, F. (2006). “Mind the gap: hysteresis, inflation dynamics and the sraffian supermultiplier” IE-UFRJ, mimeo
Serrano, F (2008) “Interés , cambio y el sistema de metas de inflación en el Brasil”, IEUFRJ, mimeo