El Viejo Almacen -Bs.As.

Surplus Approach

“Es necesario volver a la economía política de los Fisiócratas, Smith, Ricardo y Marx. Y uno debe proceder en dos direcciones: i) purgar la teoría de todas las dificultades e incongruencias que los economistas clásicos (y Marx) no fueron capaces de superar, y, ii) seguir y desarrollar la relevante y verdadera teoría económica como se vino desarrollando desde “Petty, Cantillón, los Fisiócratas, Smith, Ricardo, Marx”. Este natural y consistente flujo de ideas ha sido repentinamente interrumpido y enterrado debajo de todo, invadido, sumergido y arrasado con la fuerza de una ola marina de economía marginal. Debe ser rescatada."
Luigi Pasinetti


ISSN 1853-0419

29 de jun. de 2012

Notes for a Sraffian interpretation of the change in the trend of terms of trade in the 2000s


Posteamos esta vez, un muy interesante análisis del profesor Serrano, expuesto en el Cefid-Ar el año pasado en "Congreso Internacional Crisis de la Teoría Económica y Políticas Alternativas ante la Crisis Global" , acerca del comportamiento de los precios internacionales desde una coherente visión clásica del excedente, por la cual los precios son explicados por sus costos también en el ámbito internacional. Siguiendo la separación del core clásico entre precios y producción, resalta el aspecto olvidado en el análisis convencional que ejerce la oferta en el alza de precios relativos internacionales de commodities.


Por Franklin Serrano*


“This proposition would have seemed less novel had it been clearer that the pattern of demand can only affect relative prices to the extent that it affects distribution”P.Garegnani (1983)



I. Introducción
Aparte de ser muy volátiles, los precios internacionales de los "commodities" en general (agrícolas y minerales) han aumentado considerablemente en la década 2000-2010, tanto en términos absolutos, es decir, en dólares estadounidenses, como también en términos relativos, si se comparan los precios de los productos básicos con los precios internacionales en dólares de los productos manufacturados o en términos de los índices generales de precios internos de la mayoría de los países.

El propósito de estas notas para proporcionar un intento preliminar para comprender las variadas causas subyacentes de este importante, y en gran medida sorprendente, cambio de tendencia. Un cambio que parece particularmente drástico en comparación con las dos décadas anteriores donde los  precios relativos en dólares eran bajos y cayendo  para este tipo de productos.

Vamos a argumentar que la concepción moderna clásica del excedente, revivida por Sraffa y Garegnani desde principios de 1960s  puede proporcionar un marco útil de análisis en el que basar este intento. Como bien se sabe, la noción clásica de los precios de producción, revivido por Sraffa, se centra en los elementos materiales objetivos del "costo de producción" de todos los bienes producidos. Esto también debe aplicarse a los alimentos relativamente estandarizados y materias primas que se negocian en los mercados internacionales que hoy en día conocidos como "commodities". Por otra parte, la teoría de los precios de producción pone de relieve las conexiones necesarias entre los costos de producción y las variables de distribución, y en particular las normas (sociales) que rigen la distribución del ingreso entre salarios, beneficios y diferentes tipos de rentas (y también los tipos de cambio), en una situación histórica particular.

Ante esto, la razón por la cual consideramos que este enfoque útil para la cuestión que nos ocupa es bastante fácil de explicar. Estamos convencidos de que la mayoría de los análisis del reciente aumento de los precios de los productos básicos se ha centrado casi exclusivamente en el lado de la demanda, ya sea de los usuarios finales o para fines especulativos. Ha habido un rechazo relativo del rol que tienen  ciertas restricciones de oferta  y de consideraciones sobre los más persistentes costes de producción. Y hay, en todo caso, una negación aún mayor de la necesaria conexión entre estos cambios en los costos de producción y en la distribución del ingreso.

Tal vez deberíamos también en cuenta que este abandono de los costos de producción y de los aspectos de la distribución del  ingreso se encuentra en marcado contraste no sólo con el enfoque del excedente clásico sraffiano sino también con los análisis de los pioneros de la economía del desarrollo como Singer, Prebisch y Lewis, quienes se centraron precisamente en estos aspectos cuando estudiaron las tendencias de largo plazo de los términos de comercio.

En nuestro análisis vamos a argumentar que los determinantes inmediatos de esta nueva tendencia de los precios de los productos básicos son: el retorno de un "nacionalismo de los recursos naturales" en una serie de paises exportadores de "commodities", una tendencia simultánea hacia un aumento de los salarios reales y un apreciación real de las monedas de muchos países exportadores de "commodities", con una tasa muy rápida de cambios tecnológicos en las industrias relacionadas con las tecnologías de la información, y la tendencia de los salarios reales a no crecer a la par con la productividad en los países en desarrollo que exportan productos industriales, ni en los países capitalistas más avanzados.  

También se verá brevemente hasta qué medida fueron anticipados, tanto de los principales cambios en el orden económico internacional, es decir, el desacople parcial de las tasas de crecimiento de los países en desarrollo y la nueva tendencia de los precios relativos, por parte de Arthur Lewis, un economista  "clásico" pionero del desarrollo.

El trabajo se organiza de la siguiente manera. En la sección II se describen brevemente las principales características del reciente auge de los precios de las materias primas. La sección III se ocupa de los elementos del lado de la demanda en el  auge de los precios de los productos básicos en dólares. La Sección IV analiza la oferta y los aspectos del costo de producción de la suba de los precios en dólares de las materias primas. Sección V, en primer lugar habla de los cambios en la balanza de pagos de los países exportadores de productos básicos en la década de 2000, incluyendo el desacople parcial de las tasas de crecimiento de los países en desarrollo en general, a fin de mostrar el importante papel de los costos y precios en dólar de los productos básicos en general en  la tendencia a la apreciación nominal (en dólares) y real de las monedas de los países exportadores de materias primas más importantes. Sección VI se ocupa de algunos aspectos del lento crecimiento de los precios de los productos no básicos  internacionales en dólares, que se necesita para entender la pregunta sobre la suba de los precios relativos de las mercancías La sección VII contiene breves observaciones finales.

 * Profesor de la UFRJ, Brasil


to download the paper

21 de jun. de 2012

Bailando sobre la cubierta de la UE


Por Antonella Stirati


Hoy la Unión Europea se compara a menudo - con razón – al Titanic que corre a gran velocidad hacia el desastre. A los países en dificultades (Grecia, Irlanda, Portugal, España e Italia) se le solicitan medidas de recortes rigurosos en los presupuestos públicos. Estas políticas han traído a estos países la recesión,  la caída de la producción y el empleo, que se agregan a la muy grave situación precedente a la crisis mundial de 2008.
La aprobación del "pacto fiscal" que Alemania quiso imponer con la obligación constitucional de equilibrar el presupuesto público y una reducción muy rápida de la deuda a través de la creación de excedentes en el presupuesto agrava la situación.

Estas medidas se justifican por la necesidad de "tranquilizar a los mercados financieros" y detener la especulación. Pero en realidad la fuente de la especulación en títulos de deuda pública de países de la zona del euro no está en el endeudamiento público excesivo. Países como Gran Bretaña y Japón tienen una situación total de la deuda mucho más grave que la de España o Italia y sin embargo, tienen tasas de interés muy bajas. La política de austeridad entonces no frena, sino que alimenta la especulación, porque da lugar a la recesión, el desempleo y el aumento de los individuos endeudados  morosos, sean familias o empresas y, como ocurrió en Grecia, también es probable que aumente la proporción de deuda  sobre PIB debido a la reducción de éste último. En efecto, como se ve, la especulación y las tensiones en los tipos de interés en los países europeos no se han detenido.

La causa inmediata de la especulación es, de hecho, la ausencia de un banco central comprometido de manera clara, con plena determinación y acceso ilimitado a estabilizar los precios de las acciones y tasas de interés, como sucede en países fuera de la zona del euro. Y es así que la única manera de detener el aumento de las tasas de interés sería un cambio en la política de intervención del BCE. Por supuesto, esta política no resuelve los problemas de desempleo y los bajos niveles de actividad generados por la crisis de 2008, ni los problemas estructurales de la Unión Monetaria, sobre todo en el déficit de la cuenta externa de los países económicamente menos poderosos, mientras que Alemania tiene un superávit comercial (en su mayoría en contra de otros países europeos) mayor que la de China. Sin embargo, la intervención del BCE podría  poner fin a la situación de emergencia, los cargos del gasto se reducirían por los intereses sobre los presupuestos públicos y crearían las condiciones para el verdadero debate democrático sobre cómo impulsar la economía y el proyecto de Unión Europea.

Pero por ahora la Unión Europea va en otra dirección. Una línea podría tener sus fundamentos reales, no sólo en una dogmática teoría económica liberal, sino en la consecución de objetivos concretos, tales como bajar el costo de adquisición de empresas públicas y privadas en los países en dificultades, la eliminación del modelo "social Europeo" y los derechos laborales - Mario Draghi, gobernador del BCE, por ejemplo, recientemente ha declarado públicamente que este modelo ya no es sostenible.
Los costos humanos (en Grecia, y ahora en Italia, ha habido un fuerte aumento de los suicidios debidos a factores económicos) y los riesgos de las decisiones económicas sociales y políticas de la Unión Europea son muy altos, y esperamos que las elecciones en Francia y más tarde en otros países europeos sean capaces de provocar un cambio profundo en la dirección que permita, bajo el paraguas de un prestamista de última instancia del BCE, un conjunto de políticas para la redistribución de ingresos y gastos y los proyectos de inversión destinados a fomentar el crecimiento del empleo, el equilibrio entre los países y la defensa del desarrollo de un estado de bienestar que hasta ahora ha sido visto por el resto del mundo como un modelo.

19 de jun. de 2012

La condena alemana del Euro

por Sergio Cesaratto






La crisis financiera en Europa ha producido una brusca aceleración, esperando de los observadores más perspicaces. Vamos a examinar los posibles resultados y sus eventualidades.

A) La continuación de las políticas actuales impuestas por Alemania apoya un tapón para los países periféricos junto con la austeridad. El fracaso de la ayuda a los bancos españoles la semana pasada y la posibilidad de ganar las elecciones SYRIZA en Grecia sería la sentencia de muerte para esta estrategia.

(B) Una integración más estrecha de Europa por un lado, da cierta tranquilidad a los mercados de una garantía europea por las deudas, y por otro lado una comisión técnica en Bruselas de las decisiones del presupuesto nacional. Este plan no es más que un refuerzo de la primera estrategia, no es aceptable en el terreno de la democracia - que se convertirán de jure en colonias alemanas - y desastrosa por razones económicas: la periferia europea podría ser condenada a una disminución que se limita a los niveles de vida comparables a los países más pobres de Europa del Este.
Ninguna de estas estrategias ataca a la raíz del problema de Europa: una dramática pérdida de la competitividad  de la periferia debida a la moneda única en los países que ya son frágiles expuestos a la globalización. Para atacar este problema hay dos estrategias:

C) Aquella más deseable sería que Alemania, frente al abismo, decida asumir el papel que la importancia económica y política le asignan por ser el país líder europeo y global. Se plantea con fuerza la demanda interna, dejando que suba la inflación en marcha con el objetivo de llegar a un déficit comercial, mientras tanto, el BCE apoye las deudas públicas al cancelar el famoso diferencial soberano y que permita la estabilización de la ratio de deuda / PIB que se ha demostrado es compatible con las políticas de déficit de gasto público.
Estas medidas, en coordinación con otras similares de los socios globales, permitiría la reanudación del crecimiento en Europa y del mundo. Los países de la periferia europea para llevar a cabo reformas para modernizar sus instituciones económicas, políticas y sociales, incluso con el apoyo de los fondos y las instituciones (tales reformas implicarían ceder o transferir  un poco de soberanía). El problema es que la estrategia de negocios alemana que implica el abandono del modelo mercantilista basado en la disciplina interna, la moderación de la demanda interna, la confianza en los mercados extranjeros apoyada por el keynesianismo de los otros o por las propias exportaciones de capital. Alemania no está equipada políticamente a tomar esta decisión. No nos engañamos a nosotros mismos, prefieren destruir a Europa por tercera vez en 100 años, con la esperanza de sobrevivir a la tormenta que aún conserva su modelo a fin de establecer una pequeña Suiza de la economía mundial. En el fondo, su poderosa estructura social ha sobrevivido dos dramáticas derrotas.

(D) La alternativa al abandono de su propio modelo por parte del capitalismo alemán existe, pero es tal vez más sombrío, y tiene la igualmente temida "transfer unión". En este caso, Alemania mantiene su modelo de baja inflación y la moderación del mercado doméstico, y Europa se integra de acuerdo a la estrategia (b), pero para evitar la balcanización de la periferia, Berlín se ha comprometido a masivas transferencias de ingresos a favor de desfavorecidos. Y es naturalmente imposible para los alemanes subvencionar por una eternidad a un enorme Sur.
Sin embargo, el catálogo, señora mía, es el siguiente. Está, por supuesto, como resultado final, la ruptura del euro.

(E) A este resultado se llega rápido y, dada la ineptitud de los políticos alemanes, y es casi una  condena de ese gran país para hacer daño, tendrá lugar cada dos semanas (si no días), como acertadamente tituló ayer el Manifiesto. Se manifestará cuando los Spreads de los infames españoles e italianos superen el umbral en los que los mercados descaradamente niegan a refinanciar la deuda pública (que de hecho, ya es insostenible al ritmo actual, con enormes costos para el gasto social presente y el futuro, pero nos escondemos detrás de la ilusión que un día en que  Monti-Napolitano se caerán y seremos creíbles). No está  por supuesto, naturalmente dicho que el euro caerá de inmediato, pero una cosa es cierta: el default de los estados y los sistemas bancarios españoles e italianos, y de toda la periferia en ese momento, significará que los alemanes van a perder, de hecho, la mayor parte de las enormes deudas acumuladas en los años de miserable mercantilismo. Quién se avenga a leer los periódicos alemanes (ver las entradas de blog excelentes de Alemania) estará horrorizado por tono racista no solo del Bild sino del  autoritario. El clima será exactamente el de guerra. En este ambiente marcial de emergencia tanto domestica como internacional se acordará tras el final del euro una solución a los problemas de la deuda. Entonces, esperaremos un milagro argentino.

Original: http://www.ilmanifesto.it/area-abbonati/in-edicola/manip2n1/20120614/manip2pg/05/manip2pz/324259/ 

8 de jun. de 2012

Natural Resources Nationalism and Development Strategies


por Carlos Aguiar de Medeiros*


Las instituciones económicas se convirtieron en un punto de vista predominante para el análisis de las experiencias nacionales de desarrolloEl éxito o el fracaso económico han sido principalmente explicados por el papel desempeñado por las institucionesEste enfoque ha sido sobre todo aplicado a las experiencias nacionales, donde los recursos naturales son abundantes y constituyen su principal fuente de exportaciones. Independientemente de esta dimensión estructural, por lo que sigue el argumento, los países pueden escapar de la "trampa de las commodities" asociada a esta dotación de recursos, si buenas instituciones pueden transformar este recurso natural en una oportunidad para fomentar el desarrollo de la inversión y la propagación a otras áreas y sectores.
En estos análisis de las buenas instituciones económicas, se considera normalmente el conjunto de instituciones que supuestamente iban a ser predominantes en las economías de mercado desarrolladas. Este artículo examina críticamente este análisis la construcción de sus argumentos principales en dos pasos. Se argumentará que la consolidación de los intereses privados en la producción de los recursos naturales limita su uso para fines de desarrollo económico general, pero se argumentará que esta posibilidad existe en petróleo y gas y otro material mineral en bruto cuando, por razones geopolíticas intereses nacionales son creados correspondientemente como el poder económico predominante. Sin embargo esto requiere de una política industrial globalEstos argumentos serán ilustrados por las comparaciones entre Rusia y Venezuela.



to read the paper 

*Associate Professor at Instituto de Economia (Economic Institute) at the Universidade Federal do Rio de Janeiro (Federal University of Rio de Janeiro)

4 de jun. de 2012

POSITIVE PROFITS AND POSITIVE SURPLUS LABOUR




Por Gustavo Lucas* y Franklin Serrano*


En 1975, Ian Steedman dio un ejemplo de un sistema de producción conjunta pura (es decir, sin capital fijo o tierra) en el que la tasa de ganancia y sus precios asociados de la producción eran positivos y, sin embargo la "plusvalía" agregada era negativa. En este ejemplo se desató una controversia relacionada con la cuestión de cómo definir los valores trabajo en el contexto de producción conjunta y, en particular, si implica o no una refutación del llamado "teorema fundamental de Marx". Muchos autores intentaron eludir la crítica de Steedman través de una redefinición de los valores de mano de obra con un solo producto básico, los argumentos sobre la mano de obra heterogénea y consideraciones sobre el problema de la elección de la técnica. Algunos pocos, sin embargo, discutieron el significado económico real y la pertinencia de los supuestos especiales del ejemplo de Steedman.

En este trabajo tratamos de hacer una revisión crítica y una evaluación teórica de la literatura. Hacemos uso del ejemplo numérico original de Steedman como base para comparar y contrastar los diferentes aportes. Las conclusiones principales son que, aunque los valores trabajo de algunos productos básicos individuales de hecho pueden ser negativos en el caso más general (esto puede ocurrir si el sistema no es totalmente-productivo), la proposición clásica básica y razonable que en el agregado sería necesario menos trabajo para producir sólo la canasta de los salarios, que para cumplir también con la demanda final total proveniente de los gastos de los capitalistas, siempre se mantiene, aún si en algunos casos la producción de la canasta salarial necesaria puede implicar la producción conjunta en donde se adicionan algunos productos no demandados por los trabajadores.

Utilizando un método propuesto por Akyuz (1983), se muestra que siempre es posible encontrar una cantidad económica significativa (es decir, que sólo se refiere a niveles no negativos de actividad) de trabajo excedente agregado de la economía sin cambiar los procesos en uso (es decir, utilizando las técnicas dominantes en uso en el sistema cuadrado). Como se verá, este método parece ser el único disponible, que es coherente con la idea de tomar como dados los procesos de producción en uso para medir la cantidad total de trabajo excedente.

El trabajo se organiza de la siguiente manera. En la sección II se analizan brevemente las cuestiones relacionadas con los valores trabajo en el contexto de la producción conjunta, desde la publicación de Sraffa. La sección III presenta y discute los supuestos de Steedman y sus resultados. En la sección IV se examina el debate sobre los beneficios positivos y la plusvalía negativa. La sección V presenta las conclusiones.


Documento de la 16 ª Conferencia Anual de la Sociedad Europea para la Historia del Pensamiento Económico (Eshet), San Petersburgo, Rusia, 17 a 19 mayo 2012.
 
* Instituto de Economía de la Universidad Federal de Río de Janeiro, Brasil.


To see the paper