El Viejo Almacen -Bs.As.

Surplus Approach

“Es necesario volver a la economía política de los Fisiócratas, Smith, Ricardo y Marx. Y uno debe proceder en dos direcciones: i) purgar la teoría de todas las dificultades e incongruencias que los economistas clásicos (y Marx) no fueron capaces de superar, y, ii) seguir y desarrollar la relevante y verdadera teoría económica como se vino desarrollando desde “Petty, Cantillón, los Fisiócratas, Smith, Ricardo, Marx”. Este natural y consistente flujo de ideas ha sido repentinamente interrumpido y enterrado debajo de todo, invadido, sumergido y arrasado con la fuerza de una ola marina de economía marginal. Debe ser rescatada."
Luigi Pasinetti


ISSN 1853-0419

Entrada destacada

A 80 años de la "Teoría General" de Keynes ¿El ahorro se puede "canalizar" hacia la inversión?

 por Alejandro Fiorito* Hace unos dias el presidente del BCRA , Adolfo  Sturzenegger afirmó: “ Sustituimos consumo por ahorro”.  ...

30 jun. 2010

La cuadratura del círculo de la Moneda Europea.




JOSÉ LUÍS FIORI

“Germany is the dominant power in Europe, but they don’t want to take responsibility for it. When you are in that position, you must be prepared to spend something. With the euro, Germany wants to have its cake and eat it…The “German question is back, you can’t get away from it”.
J. Pisani-Ferry, “Toward a system to secure the euro”, Financial Times, 22/06/2010


A diferencia de la crisis norteamericana de 2008, la crisis europea de 2010 no es sólo financiera, ni se limita a la insolvencia de algunos estados de escasa importancia económica dentro de la comunidad. Ahora sí, esto es una crisis monetaria, de insolvencia del propio euro, una moneda que es emitida por un Banco Central "metafísico", y que no pertenece a ningún estado ni administra ninguna deuda de ningún Tesoro Central.

El nuevo sistema monetario europeo comenzó a ser construido con el Tratado de Maastricht en 1992 y culminó con la creación del euro en 2002. Partiendo del supuesto de los líderes europeos que esta nueva "moneda global" llevaría a la creación de un gobierno central capaz de gestionarla. A pesar de que la historia europea enseña que siempre han sido sus Estados los que han emitido sus propias monedas soberanas, definiendo y garantizando su valor y su circulación basado en su capacidad de imposición y endeudamiento. Desde este punto de vista, se puede decir que el euro tiene un fallo "de nacimiento", y que funcionó hasta hoy, como una peculiar especie de divisa semi-privada e inconclusa y aceptados en base a la creencia en ciertas organizaciones privadas y certezas públicas de que el BCE, y Alemania cubrirían toda la deuda emitida por los 16 Estados miembros de la "Eurozona". Tal como ocurrió hasta 2008, lo que permite todos estos países practican
las tasas de interés casi iguales a las de Alemania, a pesar de su inmensa desigualdad poder y riqueza.

Esta situación cambió después del colapso Económico de 2008, cuando la canciller alemana, Angela Merkel, estableció un nuevo principio que cada país europeo tendría que ser responsable - a partir de ese momento - por sus propios bancos, y por la cobertura de su propia deuda soberana. La consecuencia inmediata de la posición alemana fue la crisis de insolvencia de algunos gobiernos de Europa Central en 2009, limitada por la intervención del FMI. Sin embargo, a principios de 2010 se denunció que el nuevo gobierno socialista de Grecia, el déficit del presupuesto griego del año anterior fue mayor de lo que se había publicado inicialmente lo que sirvió para disparar una nueva crisis, que fue magnificado por el veto de Alemania - por seis meses - cualquier tipo de ayuda al gobierno griego. Por el momento la situación en Grecia ha amenazado con extenderse a otros países endeudados y termino afectando la propia "credibilidad" del euro, obligando a Alemania a aceptar la adopción precipitada de un Fondo Europeo de Estabilización Financiera, con una capacidad anual de movilizar hasta 750 millones de euros, cantidad suficiente para superar la crisis inmediata, pero que no puede revertir la desmoralización del Sistema Monetario Europeo, que se creó en 2002 bajo la tutela de Alemania. Para corregir este defecto de fabricación "del euro, Francia propuso la creación de un "Gobierno económico europeo", que no fue aceptado por Alemania.

El gobierno Alemán, a su vez, sugiere - sin el apoyo de Francia - la creación de un Fondo Monetario Europeo, para ejercer un control estricto de la disciplina fiscal en la zona del euro, con el poder de la expulsión de los que no cumplan. El impasse se mantiene, pero también incluso en el corto plazo, se ha impuesto a la posición de Alemania en favor de un ajuste fiscal draconiano de todos los países incorporados en la zona del euro.
Como el ajuste está siendo llevado a cabo en economías que están estancadas y tienen altas tasas de desempleo, es como poner gasolina al fuego y apostar a una profunda y prolongada recesión, como hicieran los EUA en el inicio de la crisis en la década de 1930. Pero atención que en este caso, la recesión y la desvalorización del euro, a pesar de todo, acabaran beneficiando a Alemania, como principal economía exportadora del viejo continente, y acabaran transfiriendo para las economías más débiles, la carga de la recesión, el desempleo, pérdida de salario y la protección social, y el aumento de la lucha de clases, la xenofobia y el nacionalismo de la derecha.
Lo que es peor, sin embargo, es que nada de esto resolverá el problema de insolvencia del euro porque la moneda única europea tendrá un valor efectivo sólo cuando este respaldada por un poder y un Tesoro Central capaces de asumir la responsabilidad permanente para su sustentación, en base a su capacidad de tributación y endeudamiento. Si esto no sucede, y si los pequeños Estados europeos no aceptaran la condición de provincias fiscales de Alemania, el sistema monetario europeo, y el propio Euro, están con sus días contados. ¿por cuánto tiempo? Tal vez el tiempo que dure el actual armisticio europeo, después de la Segunda Guerra mundial, que esta vez, se llamo de Unión Europea.